Sin duda, uno de los libros que más están dando que hablar en este año 2015 es el recién estrenado "Final de partida", de Ana Romero. Un libro en el que se revela la parte más oscura del que fuera el Rey de España desde la transición y hasta el pasado año. 


Según este relato, el que fuera monarca español durante casi 40 años no habría superado el rechazo de la que fuera su amante, Corinna, causándole una fuerte depresión con tendencias suicidas que relata minuciosamente en los distintos pasajes de este libro. 


La mala salud tras una vida cargada de excesos, la presunta corrupción que ha alcanzado a todos los estamentos de la #Casa Real española, y la ruptura de la que fuera su última relación estable coincida, más allá del matrimonio, con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, serían las causas de este problema psicológico que estaría afectando al monarca, y que le llevaron a tomar la decisión de abdicar el trono. 


Después de muchos años de celebraciones, entre nacimientos, bautizos, bodas y todo tipo de fiestas, el deterioro de su relación con Sofía, las distintas operaciones a las que estaba sometiéndose el monarca, y la azarosa vida de Juan Carlos I fue minando el ambiente en una familia que vivió distintos capítulos de distanciamiento provocados, en gran parte, por el avinagrado carácter del monarca. 


En "Final de la partida" se narra uno de los capítulos más bochornosos de la vida de los reyes de España, indicándose que, en una ocasión, y coincidiendo en un acto con un Ministro, este último tuvo que escuchar de la voz del que fuera Rey, y en relación a su mujer: "No puedo soportala, la odio".


Una confesión que dejó perplejo al político que no dudó en cambiar rápidamente el tema para volver a la agenda del día. 


Sin embargo, es justo en el momento en el que por recomendaciones médicas, del Jefe de la Casa Real, y del CNI, se le conminó a cancelar un viaje que tenía previsto a Abu Dhabi, cuando el relato alcanza su momento más álgido.



La reacción del Rey a esta negativa, fue escalofriante, pidiendo un arma para acabar con todo: "Mándame una pistola para que me suicide". #Rey Juan Carlos