La polémica ha vuelto a saltar en las redes sociales por una cuestión en la que todos estamos de acuerdo y que, sin embargo, siempre acaba dividiéndonos. La Guardia Civil ha tenido que retirar un "tuit" de su cuenta oficial de Twitter en el que apelaba a la tolerancia cero con la violencia entre hombres y mujeres. El texto era el siguiente: "Tolerancia cero al maltrato en todas sus formas y variantes, DENUNCIA, no lleves la procesión por dentro", ¿alguien sensato puede estar en desacuerdo con esta frase?

El problema surge por la imagen que lo acompaña y que está formada por un cartel oficial del año 2008 del Ministerio de Igualdad de Bibiana Aído al que se le ha añadido otra mitad de origen desconocido.

Anuncios
Anuncios

En el cartel del Ministerio de Igualdad aparece la cara de un hombre con el texto "cuando maltratas a una mujer dejas de ser un hombre", en el otro impreso sobre la cara de una mujer reza: "cuando maltratas a un hombre dejas de ser una mujer" y sustituye el logo oficial por otro de un supuesto "Ministerio de la Verdad del Gobierno de Hispanilandia". No se han hecho esperar las reacciones de usuarios criticando y exigiendo su retirada.

La Secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, ha declarado: "es intolerable su contenido, sobre todo tras la sangría de cinco mujeres que hemos sufrido esta semana" y ha comentado que la Guardia Civil no puede usar en su cuenta un cartel no oficial y que quien halla hecho el tuit no sabe nada de #Violencia de género. Por su parte la Guardia Civil ha retirado el "tuit" y ha pedido disculpas, "no queríamos equiparar, solo animar a denunciarla".

Desde luego, el uso por parte de la Guardia Civil del logotipo de un ministerio inexistente tiene bastante guasa, pero si solo van a poder tuitear imágenes de origen oficial...

Anuncios

Por otro lado parece lógico y deseable que quien tiene que hacer cumplir la ley no discrimine por razón de género.

La violencia contra la mujer es una escandalosa lacra y en su denuncia y erradicación toda la sociedad se debe involucrar, sin que por esto se deje de denunciar y perseguir la de la mujer sobre el hombre. Tratar de hacer de este horrible problema una bandera política solo nos divide y debilita.