Coincidiendo "casualmente" con las vacaciones de Semana Santa, el pasado lunes 30 de marzo entró en vigor una nueva instrucción de la Dirección General de #Tráfico (DGT) para medir el rendimiento personal o individual de los 9.242 agentes de tráfico, donde se prima diez veces más multar que auxiliar a los y las conductoras en la carretera.

Este rendimiento, que recoge los antiguos RAI (Resumen de Actividad Individual) y RAU (Resumen de Actividad Unidad) como complementos de seguridad salvando así los contratiempos judiciales, vendrá conformado por 26 parámetros individuales divididos en cinco grupos, que se puntuarán atendiendo al tiempo diario que el agente dedique a operar radares, poner multas, realizar atestados, intervenir en accidentes, auxiliar en carretera, etc.

Por ejemplo, las sanciones puntuarán de 1 a 3 puntos, dependiendo de los casos, sumando dos puntos más si es por alcoholemia y hasta cuatro puntos más si es por consumo de drogas, en cambio, el auxilio en carretera, ya sea porque se nos ha pinchado una rueda o porque pidamos información para el viaje, sólo se puntúa con 0,10 puntos.

La puntuación de estos parámetros determinará si el agente en cuestión cumple o no con los objetivos individuales marcados por la Unidad y, en caso afirmativo, será merecedor del plus de productividad de 143 euros.

En caso negativo, el agente podrá perder el plus de productividad en el tercer mes que no alcance los objetivos fijados, siempre con dos meses de preaviso. Esta última medida introducida por la citada circular es seguro que va a fomentar que los agentes salgan a la carretera más con la intención de cazar alguna infracción que de prevenir los accidentes.

Con ello no quiero decir que no se les deba recompensar por el trabajo bien hecho y por su dedicación, es decir, que se premie la productividad. Pero no es de recibo que la DGT haga depender este plus de productividad especialmente a la actividad de sancionar por parte de sus agentes, a través de este nuevo sistema incluido en la Instrucción de la DGT, que entró en vigor "casualmente" el día del inicio de las vacaciones para muchas personas y de gran número de desplazamientos por carretera, ya que puede abrir la veda para que los agentes salgan "en busca del conductor para asegurarse ese plus".