Ricardo Cabello es un padre de familia, vive en la provincia andaluza de Málaga y la #Crisis le ha obligado a salir a la calle a buscarse la vida como millones de personas en España debido a la crisis, tiene dos hijas en edad de estudiar y una mujer a las que dependen de él. Desde 2012 se dedicaba a vender pan en los mercadillos, lo que llevó a recibir una multa de 3.300 euros, concretamente una de 3001 y otra de 301.

Hoy en día Ricardo no se puede permitir afrontar el pago de esa multa, la venta de pan le daba unos beneficios de no más de 15 euros, por lo que ha decidido contactar con el alcalde de Málaga y el consistorio para buscar una solución a esta difícil y complicada situación.

Anuncios
Anuncios

Ya que todos los intentos de Ricardo han fallado ahora está realizando una recogida de firmas para obtener más visibilidad.

"He tratado de hablar con el Sr. Alcalde D. Francisco de la Torre, con el concejal de vías públicas, con el párroco de mi distrito, y con los asistentes sociales, para buscar una solución a este que para mí supone un gran problema.

Y todo han sido evasivas y escurrir el bulto", explica en su recogida de firmas de Change.org, sitio web que se dedica a ofrecer un sistema de recogida de firmas con tal de cumplir un objetivo, la cual ha obtenido diversos triunfos en los últimos años. Este malagueño ya ha que ha obtenido cientos de firmas y señales de apoyo de gente de toda España en poco más de una semana.

Ricardo cuenta que si no paga es porque realmente no dispone del dinero necesario para hacer, de hecho en su carta ruega al Ayuntamiento de Málaga, cambiar la pena por una de trabajos sociales como él dice "para de alguna manera saldar su deuda con el ayuntamiento".

Anuncios

Solicitud que le fue absolutamente denegada ya que según el ayuntamiento ese tipo de delitos no se pueden pagar con servicios sociales.

El principal miedo de este padre de familia de 50 años es que no pueda pagar la deuda y le quieran embargar su piso, por el único delito de "vender pan" por eso es por lo que el pide en la declaración, "pido vuestro apoyo para que el Ayuntamiento me ayude a buscar una solución a este problema y me convalide la sanción"

En una última actualización este vecino ha comunicado que consiguió concertar una cita con el alcalde del Partido Popular, el que inmediatamente lo comunicó con Gestión Tributaria, donde declara que lo único que hicieron fue explicarle la situación nuevamente y le informaron de que están buscando un resquicio legal para ayudarle. Según Cabello: "Se han lavado las manos y me han dado una palmadita en la espala. Sigo adelante con el tema de las firmas".