El mundo cada día nos sorprende con un elenco de noticias de diferente corte social y cultural: desde historias crueles como que los Chinos compran llaveros de la suerte que incluyen animales vivos que acabarán asfixiados, simplemente por motivos de moda, como esperanzadoras, como el respeto al agua en nuestro Planeta.

En esta ocasión, la noticia se torna inverosímil: Emma McCabe pare haber puesto fin a sus problemas de relaciones sentimentales. ¡Y de qué manera! Esta joven londinense no hacía más que recibir decepciones de sus novios, y tras pasarse largas noches en vela maldiciéndolos por no lograr encontrar la satisfacción de que nadie la entendiera -o complaciera en la cama-, decidió dedicarse a encontrar el amor en la naturaleza, más concretamente en Tim, un "alto, oscuro y bello amante" -como así lo describe su amada-. chopo.

Hace tan sólo dos días apareció en la revista Cosmopolitan una entrevista a esta mujer, en la que detallaba cómo sus ex novios no la lograron entender, y que encontró en el chopo su salvación, emocional y sexual.

Mientras que su familia se debate entre quitarle la venda de sus ojos o de seguirla la corriente hasta que se le pase el deseo por "Tim", en las redes sociales algún amigo ha comentado que pretende echarlo abajo.

En cualquier caso, este sentimiento de añoranza y de cariño por los árboles tiene su cabida en el mundo de la psicología, por el nombre de Dendrofilia, donde una persona se siente atraída sexualmente a un árbol. El término se acuñó en los diccionarios psicológicos a partir del año 1999, acepción que incluye tanto a mujeres como hombres, y que ven en las ramas o en cualquier otro elemento del árbol un atractivo sexual.

Se desconoce el tipo de sexo que la mujer, de 31 años afirma haber mantenido con Tim. Sin embargo, si se conocen los detalles que Emma planea para su boda, sobre la cual su familia prefiere no hacer ningún comentario al respecto. El mundo no deja de sorprendernos, al menos con noticias que no hacen daño a nadie.