La revista adulta española Primera Línea se hace eco de la encuesta de un portal de citas masculino en Internet que muestra algo que no deja muy bien a los hombres del país: que la media de sus fantasías eróticas no alcanza muy alto vuelo, "más bien gallináceo", es decir, de bajísimo vuelo. Y aquí, como un pequeño examen sociológico, lo analizamos.

En esa encuesta, un 27 % de españoles sueñan con acostarse con una amiga íntima de su pareja, y mejor si es muy íntima. Deduce Primera Línea que es lo peor en esto que cada hombre puede tener, pues cuanto más próxima sea su mujer deseada, más se juega su ruina en su vida sentimental propia, si les descubren.

Anuncios
Anuncios

Ello lo saben muy bien los abogados especializados en Divorcios.

Bromea la revista con que "así somos los habitantes del solar celtíbero. No fantaseamos con que una raza de ninfómanas del espacio exterior venga a colonizarnos y succionarnos hasta el líquido de las lentillas" ni tampoco con aventuras con veinteañeras de cualquier país en las Islas Galápagos.

Simplemente, lo más simple y básico: acostarse con la mejor amiga de la pareja, con alguna compañera de trabajo (25 %), la camarera del bar que frecuentan (14 %) o incluso con la maestra del colegio de sus hijos. Nada innovador.

La sexóloga Alicia Gallotti, que trabaja en aquel portal de Internet, dice que "los hombres se excitan sobre todo con situaciones cotidianas, a diferencia de las mujeres, que tienden a ser más realistas y pedir lo imposible". No quieren ir a lo más arriesgado, sino a lo más cercano o lo más fácil.

Anuncios

Ya no sueñan tanto con acostarse con top models o actrices de cine (no adulto, se entiende). Las mujeres demuestran, como en todo lo demás, tener algo más de imaginación.

Por que la fantasía con actrices del cine adulto existe, pero poco, ya que se las considera más inaccesibles que las anteriores, y dejan en los últimos lugares de la encuesta a aquellas fantasías tan tópicas como la vecina del quinto, las cuñadas o las masajistas.

Como dato fundamental de la encuesta, el 78 % de los hombres encuestados reconocieron haber tenido alguna vez fantasías sexuales con otras mujeres, aunque la experiencia nos enseña que mucha gente, da igual su sexo o género, nunca dice la verdad absoluta cuando es encuestada de cualquier tema.