La extracción de sangre no requiere más de 7 minutos, aunque suele estipularse un promedio de 20 en el que se incluye un breve cuestionario médico y en muchos casos un aperitivo.

No existe una legislación a nivel mundial para este acto, pero si una aproximación por Estados o Comunidades. Mientras que en los países miembros de la Unión Europea la compra de sangre está totalmente prohibida, en EE.UU la venta de plasma es legal, para ciertos países de Latinoamérica es un hábito común y frecuente que aprovecha un vacío legal.

En una donación se extraen 450 ml de sangre que luego se fraccionan según sus componentes. Anualmente se recogen aproximadamente 80 millones de litros de sangre en el mundo. La Asociación Donantes de Sangre estima que el precio de un barril con este líquido podría venderse en 80.000€. Países como Canadá y Venezuela mantienen la controvertida decisión de prohibir las donaciones homosexuales. #Crisis