Los hombres pueden hacerlo hasta 4 veces al año y las mujeres no más de 3 dejando pasar 2 meses como mínimo

Según la Organización Mundial de la Salud cerca del 50% de las donaciones a nivel mundial corresponde a países desarrollados con altos ingresos mensuales. Se estima que el 70% pertenece a donantes masculinos. El embarazo y la lactancia alejan a las mujeres transitoriamente.

En los países más ricos el grueso de donantes son mayores de 44 años, mientras que en los más pobres proviene de menores de 25.

Existen tres clases de donaciones: Regular, Aféresis y Autotransfusión. La Regular consiste en la extracción de 450 ml de sangre a donantes voluntarios. En la Aféresis se recoge sangre separándose sus componentes y restituyendo al donante el material no utilizado. La autotransfusión es la extracción a un paciente semanas antes de su propia intervención.

Pesar más de 50 kg y ser mayor de 18 años es una condición indispensable para convertirse en donante.