La hija de Kim Kardashian y Kanye West, North West, es una de las celebridades del momento pese tener tan sólo unos pocos años de vida. Todo lo que hace la pequeña estrella se convierte en noticia, tal y como sucede con su madre.

En esta ocasión, North West se juntó con sus primos Penélope y Mason (los hijos de su hermana Kourtney Kardashian) para acudir a clases de baile de ballet y tap en un centro ubicado en Woodland Hills, California (Estados Unidos). El baile se trata de una actividad que gusta a toda la familia Kardashian.

North West tiene 21 meses de edad, es decir, casi dos años de vida, y ahora le ha llegado el momento de bailar.

Anuncios
Anuncios

Las fotografías realizadas por los paparazis en la puerta del centro de baile muestran cómo la hija de Kim Kardashian y Kanye West salió en brazos de la 'socialité' llorando y echando de menos pasos de baile.

Todo hace pensar que la pequeña no quería abandonar el recinto y su intención era seguir bailando. No obstante, North West se olvidó rápidamente de las clases de baile mientras se encontraba en los brazos de su madre, Kim Kardashian. Casualmente, la celebridad mostró públicamente su nuevo look con mechones negros teñidos.

En este mismo sentido, hay que recordar que los cambios de look de la celebridad Kim Kardashian siempre son noticia y más después de aparecer en la Semana de la Moda de París con mechas rubias-platino. Ahora el look de la 'sociliaté' es más cotidiano y menos discreto.

Anuncios

Además del nuevo look de Kim Kardashian, los paparazis mostraron la figura imponente de la celebridad estadounidense. En esta ocasión llevaba un top ajustado negro junto con unos 'leggins' del mismo color y unas zapatillas Adidas gris 'Boost Yeezy', el diseño original de su marido Kanye West. Por su parte, su hermana Kourtney Kardashian apareció a las clases de baile mucho más cómoda y estilosa: vaqueros pitillos rotos, botines y camiseta blanca de manga corta.

No cabe la menor duda que Kim cuenta con un estilo muy personal. Le gustan las prendas que se ajustan a su voluptuoso cuerpo, sin importar el evento que sea. Es una de las celebridades que más muestra su cuerpo y una a las que menos le importan las críticas. Incluso para llevar a su hija a clases de baile se viste con ropa ajustada y sin ningún tipo de complejo.