El hijo más rebelde de Lady Di, el príncipe Harry, tiene previsto trasladarse a Australia para comenzar una nueva etapa en su vida. Después de retirarse de las Fuerzas Armadas Británicas tras diez años, el príncipe Harry comenzará una nueva vida en otro nuevo país y rodeado de nuevas personas.

Según las publicaciones de los medios británicos no hay nada ni nadie que retenga al príncipe Harry para que se quede en Londres, sino todo lo contrario. La prioridad del nieto de Isabel II es mudarse a Australia y comenzar su nueva vida australiana rodeado de mujeres bellas y sin ningún tipo de compromiso.

"Le encantan las divertidas chicas australianas y no hay nadie que le retenga en Reino Unido", publicó el diario 'Mail on Sunday' hace un par de días sobre el príncipe Harry.

Anuncios
Anuncios

"No estaría nada sorprendido si Harry se queda más tiempo en Australia. Estará viviendo y mezclándose con los australianos y trabajando con la Fuerza de Defensa Australiana, lo que le servirá para tener una idea de cómo es la vida allí", confirmó el medio británico.

"Si puede encontrar algo que hacer allí, por ejemplo algún tipo de ayuda humanitaria militar, podría funcionar. Ya lo ha hablado con sus amigos y compañeros y les ha dicho que le gustaría irse allí", concluyó un amigo del príncipe Harry al medio de comunicación llamado 'Mail on Sunday'.

En la actualidad, el príncipe Harry se encuentra en el paro pero todo el mundo sabe que el nieto de Isabel II no va a tener ningún tipo de problema a la hora de llegar a fin de mes. Pese a ser un hombre de la realeza, la gran incógnita es saber qué hacer con un joven de 30 años conocido como 'Prince Party' y con toda la prensa esperando su próxima fiesta.

Anuncios

Por otra parte hay que destacar que el príncipe Harry estuvo dos veces de misión en Afganistán, concretamente en el helicóptero de combate matando talibanes. Se trataba de una tarea que no se le daba más pero que decidió abandonar porque habría tenido que subir de escalafón y trabajar en una oficina, algo que no es lo suyo.

El príncipe Harry es muy aventurero y no puede estar quieto en un mismo sitio, por lo que decidió abandonar el Ejército después de diez años y no aceptó subir es escalafón y terminar haciendo un trabajo de oficina. Además, nunca ha destacado por sus dotes académicas.

No obstante, la agenda del príncipe Harry está más que ocupada: permanecerá en el Ejército hasta el mes de junio de 2015 y luego se desplazará hasta África para trabajar como voluntario en un proyecto de conservación patrocinado por una ONG. #Casa Real