Detrás de la tragedia vivida ayer, con los nervios a flor de piel de todas las familias que desgraciadamente han perdido a sus seres queridos, se encuentran unos animales -por no llamarles por otro nombre- que se han dedicado a insultar y a proferir insultos de corte ideológico y de incitación al odio con respecto a las víctimas del accidente aéreo.

Anoche las redes sociales, especialmente Twitter, fueron testigos de cómo individuos consideraron pertinente esgrimir mensajes de lamentación por no haber más victimas de Cataluña o de País Vasco, o cómo se lamentaban por quedarse sin su programa favorito debido al accidente aéreo sufrido por la compañía Germanwings.

Anuncios
Anuncios

Gracias a que la estupidez humana no tiene límites, pues los mensajes se quedan grabados en el historial de la red social, y con el apoyo de los diferentes usuarios y sus capturas de pantalla y los retuits dirigidos a que la propia policía desde su perfil pudiera visionar todos los tuits, se va a lograr dar con la identificación de este grupo desalmado de personas y proceder a abrir diligencias penales.

De hecho, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha ordenado a las Fuerzas de Seguridad que investiguen el origen y a los autores de los comentarios ofensivos vertidos contra las víctimas del accidente aéreo de la compañía Germanwings, según han informado fuentes del Ministerio del Interior.

Entre tanto, la Consejería de Interior de la Generalidad de Cataluña también ha movido ficha y ha puesto en conocimiento el material probatorio a la Fiscalía de Barcelona, a fin de que se inicien las respectivas diligencias para encausar los citados tuits.

Anuncios

Entre los comentarios, destacan:

"A ver, a ver, no hagamos un drama, que en el avión iban catalanes, no personas".

"Vale, lo voy a decir yo, pero media España etá pensando que ojalá los 45 apellidos españoles sean de catalanes, vascos y panchitos.

"Una pena lo de los 42 catalanes muertos, tendrían que haber sido 100 o así.

Parece que la irresponsabilidad de la gente no encuentra fin. Por suerte, esta vez les va a salir caro. Independientemente de que existan diferentes ideas políticas o culturales, no existe justificación alguna para redactar los citados tuits, entre otros que no se incluyen en la noticia por ser hirientes.

Debemos recordar que la libertad termina donde comienza la de los demás.