Robert Durst de 71 años, puede enfrentarse tras treinta años de ser el sospechoso de tres asesinatos para la policía, a la pena capital, tras haber reconocido sus crímenes en un baño público hablando para sí mismo cuando pensó que nadie le oía. El fallo fue que el micrófono con el que había estado grabando el último programa del documental que versaba sobre su vida, seguía abierto.

Él mismo le había propuesto a Andrew Jarecki, la realización de una serie documental sobre su vida que lleva por título "The Jinx: The life and Dethas of Robert Durst", 10 años de investigación y 25 horas de entrevistas con Durst han llevado finalmente a su detención en un hotel de Nueva Orleans este fin de semana.

Anuncios
Anuncios

El hombre comentaba, en voz alta consigo mismo, el mal momento que le había hecho pasar el director Jarecki al confrontar una nota manuscrita por él con la carta que una persona anónima le había enviado a la policía indicándole la presencia de un cadáver en la casa de Susan Berman, escritora amiga de Durst en el año 2000, una errata cometida en ambos textos apuntaba al mismo autor.

"Ya está. Te han pillado. ¿Qué hiciste? Pues matarlos a todos por supuesto", se decía Durst a sí mismo. Todos son su mujer Katheen Durst desaparecida en 1982, tras manifestar su intención de divorciarse. El cadáver aún no ha sido hallado. Susan Berman, que en un principio fue la portavoz de Durst, fue asesinada de un tiro en la cabeza en su domicilio de Berverly Hills, antes de que declarará lo que sabía de la desaparición de la esposa de Durst.

Anuncios

Y Morris Black, un vecino de Durst que murió a causa de un disparo y cuyo cadáver apareció descuartizado flotando en el mar, este asesinato lo reconoció, pero alegó que había sido en defensa propia tras una pelea, fue juzgado y absuelto por ello.

La discusión que viene ahora es la de si puede ser aceptada como válida la autoinculpación de Durst, si respeta o no su derecho a la intimidad, aunque la mayoría de los expertos opinan que sí. Los responsables del programa tardaron meses en darse cuenta de que habían grabado ese audio y en cuanto lo hicieron alertaron a la policía. #Televisión