Con la llegada de #Internet las posibilidades para encontrar los viajes más baratos, los seguros con más descuentos o las mejores gangas se han multiplicado de manera exponencial. Además de las cosas cotidianas, la penetración mundial de la red de redes también ha llevado consigo una nueva forma de encontrar pareja, a través de decenas de portales en los que, a través de descripciones realizadas por nosotros mismos, algoritmos creados especialmente para unir a gente por compatibilidades, han generado miles de parejas alrededor del globo.

Pese a todas estas opciones, una mujer norteamericana ha decidido hacer uso de internet para buscar marido de una forma cuanto menos controvertida y que le ha llevado a ser portada de numerosos medios de comunicación: Subastándose al mejor postor.

Louis Curtis, una mujer británica de 49 años y con dos hijos, ha decidido subirse como producto de puja al portal de subastas más grandes y conocido del mundo, eBay, con la intención de encontrar al hombre de su vida.

Anuncios
Anuncios

Una idea que le surgió después de una viaje a Grecia en el que se enamoró tanto del país heleno que decidió probar suerte en internet con la intención de encontrar a un griego con el que compartir su vida de ahora en adelante.

Un anuncio redactado con mucho humor en el que señala que "está usada", pero en "buenas condiciones" y en el que agrega que "no se admiten devoluciones" y que comenzó con poco más de 100 libras y que, tras pocas horas en subasta, llegó a alcanzar un valor de 270.000 euros tras recibir cientos de pujas de interesados.

Al ver que ninguna puja venía de Grecia, y que la cosa se estaba yendo de las manos, Curtis decidió eliminar su subasta tras comprobar que, como le advirtió un amigo griego, conseguiría congregar a un buen número de interesados.

La mujer tratará ahora de seguir buscando al hombre de su vida -en principio debe ser griego- a través de otros cauces más convencionales.

Anuncios

Su caso ha llamado la atención del mundo y lo que comenzó como un juego le ha llevado a las portadas de medio mundo. Toca descansar de este boom.