Leo nació el 21 de enero en un hospital de Armenia, su madre Ruzan Baladyan es armenia y su padre Samuel Forrest, un contratista de negocio independiente, neozelandes. Todo transcurrió con normalidad hasta que Samuel, al que aún no habían permitido visitar la habitación para ver a la madre y al niño, recibió la visita del médico "hay un serio problema con su hijo".

El niño había nacido con Síndrome de Down, lo que en un primer momento dejó a su padre en estado de shock, pero lo peor estaba por llegar, el papá primerizo aún no conocía algunas costumbres locales. Habitualmente, cuando el bebé nace con alguna discapacidad en los hospitales de esta ex-república soviética, se explica a los padres que no tienen por qué quedárselo.

Anuncios
Anuncios

En la cultura armenia un niño así es considerado una vergüenza para la familia, por lo que su madre ya había decidido: no quiso tocarlo, ni siquiera verlo. Sin embargo, Samuel era de otra opinión "me llevaron a ver a Leo, miré a este chico y me dije: es hermoso. Es perfecto y definitivamente me quedo con él". Cogió a su hijo en brazos y se fue a visitar la habitación de su mujer donde no solo no pudo entrar sino que también recibió otra mala noticia, tenía que elegir entre darlo en adopción o divorciarse de ella.

Samuel ha tenido que tomar decisiones importantes en poco tiempo y , aunque las cosas no son como a él le gustaría, ha hecho lo correcto. Ha elegido defender a su hijo, divorciarse de la mujer que no lo quiere, con la que se casó hace 18 meses, y regresar a Nueva Zelanda para poder recibir el apoyo de su familia.

Anuncios

Su situación económica no es buena, por lo que ha establecido la página Llevemos a Leo a casa en la plataforma GoFundMe pidiendo ayuda financiera y con ella han recaudado 378.000 dólares en 10 días.

Ha estado trabajando con organizaciones no gubernamentales que tratan de crear conciencia sobre la discapacidad que padece Leo. En declaraciones al diario británico The Daily Mail, ha declarado: "nos gustaría compartir los fondos excedentes con el único orfanato en Armenia que regularmente recibe bebés con Síndrome de Down, así como con otras organizaciones que puedan ayudar a estos niños".