De todos es sabido que muchas relaciones que comienzan como idílicas se van transformando con el paso de los años. En muy poco tiempo, a veces en relaciones enfermizas en las que una de la dos partes domina a la otra, incluso aunque llegue a límites de maltrato, ya sea físico o psicológico, este último, aunque más silencioso puede llegar a hacer más daño o daño a más largo plazo que el anterior. Y es que San Valentín no es una fecha en la que todos los que viven en pareja la puedan celebrar como un día para disfrutar el amor.

Existe un amor, que no es digno de celebraciones ni de San Valentines ¿Por qué? Porque en realidad no es una relación de amor sino un tipo de relación enfermiza, y es la dependencia afectiva, la cual más tarde o más temprano acaba por generar sufrimiento primero y después puede llegar a síntomas de depresión.

Anuncios
Anuncios

Muchas personas caen en este tipo de relaciones porque tienen la errónea idea de que amar conlleva sufrimiento obligatoriamente, y nada más lejos de la realidad. Es totalmente posible eliminar las ataduras de cualquier tipo y mantener vivo el fuego de ese amor que comenzó como una historia de película.

Y es que este tipo de amor incondicional soportando toda clase de acciones indeseadas ocultas en la excusa de que por amor se aguanta todo no es más que una adicción afectiva, una enfermedad que no solo tiene cura sino que según el psicólogo Walter Riso puede prevenirse.

Porque un amor vivido con libertad es mucho más sano y autentico, un amor sin apegos, es amar sin miedos pero está mal visto para algunos sectores de la sociedad. El amor no es más que lo que somos. Según el citado psicólogo, si eres una persona irresponsable, vivirás un amor irresponsable, si eres deshonesto te unirás a otra persona con mentiras, pero si eres una persona mentalmente sana y segura de ti misma tu vida afectiva será plena y saludable.

Anuncios

Este último es el único digno de ser celebrado en fiestas como la que está a punto de llegar, la fiesta de los enamorados, el día de San Valentín.

En el tema literario vemos que hay muchos libros escritos sobre relaciones enfermizas que solo conllevan sufrimiento hasta límites insospechados, un ejemplo es El coraje de mirar atrás de editorial Eride, que nos narra la historia tremendamente pasional y dolorosa de una relación entre dos mujeres, pues no debemos olvidar que la dependencia emocional o maltrato no es exclusivo de las parejas heterosexuales.