La Dirección General de #Tráfico ha acordado con el #Gobierno de España un cambio en la legislación en materia de tráfico en relación a los radares de control de velocidad. Un cambio destinado a que los conductores se conciencien de la necesidad de respetar los límites de tráfico y que ya ha sido criticado por los usuarios de la carretera como el enésimo intento de aumentar la recaudación pública.

Una modificación que supone el fin a esos consabidos 10 km/h de margen que daban los actuales radares para saltar en los controles reduciéndose a 8 km/h por encima del límite para que ahora haga saltar las alarmas de la policía.

Anuncios
Anuncios

Será así en aquellos radares situados en vías cuya velocidad máxima permitida sea de entre 30 y 90 kilómetros por hora. En aquellas cuya circulación máxima esté permita en 100 km/h, el margen antes de que salten el radar será de 9 km/h más; en 110 km/h como máximo el radar saltará a los 120 km/h; y por último en aquellas vías rápidas en las que se permita circular a 120 km/h se el radar se activará cuando detecte un automóvil pasando a 131 km/h.

Según el presidente de la DGT, a partir del próximo verano se acabarán los radares escondidos en puntos estratégicos para multar a los infractores, quedando todos los usuarios de las vías públicas informados de los puntos en los que se situarán los nuevos radades, quedando colocados en los puntos más comprometidos de nuestras carreteras.

Los radares, tal y como indica el comunicado de la DGT, quedarán programados tras estos cambios a partir del día 1 de marzo y serán capaces de discriminar según el tipo de vehículo que supera la velocidad máxima indicada.

Anuncios

De momento, el organismo rector del tráfico en nuestro país ha expresado que serán 30 los nuevos radares colocados en puntos de especial precaución, uniéndose así a los 850 puntos fijo de radar que en la actualidad se encuentran repartidos a lo largo y ancho de la geografía española.

Sea por nuestra seguridad o con intención recaudatoria, lo cierto es que debemos recordar por nuestra seguridad cuáles son los nuevos límites de velocidad en las carreteras.