En las declaraciones a Hacienda, al menos en los últimos años de la Duquesa de Alba, existen irregularidades según la Agencia Tributaria. El inicio de las pesquisas provienen de varios movimientos de una cuenta en Suiza no declarada al fisco español a otra cuenta en Suiza perteneciente a la "Operación Emperador" con Gao Ping a la cabeza, acusado por blanqueo de capitales y fraude fiscal, como principales delitos.

Cualquier cuenta en Suiza con un haber superior a los 50.000 euros es obligatorio declararlo en España y existían en el 2010 varias transferencias a bancos chinos por importes muy superiores a esta cantidad. A partir de aquí, se ha destapado un intrincado sistema empresarial por el cual la duquesa se beneficiaba de ventajas fiscales, ya que aparecía como rentista en su declaración a Hacienda, por lo que sus viviendas aparecían como herramienta de trabajo evitando pagar los respectivos gravámenes de patrimonio por los mismos.

Anuncios
Anuncios

Eso sí, con un escasísimo porcentaje de beneficio, ya que los gastos prácticamente igualan a estos ingresos. Otra de las formas era mediante los préstamos entre sus empresas por los que justificaba deudas.

También, en el año 2.011, cuando repartió su herencia en vida, se aprovechó de una corrección fiscal por la que pagó un 3% al declarar que todos sus activos hasta ese momento (acciones, bienes y terrenos) fueron comprados con anterioridad a 1994.

Por último, en lo que respecta a las donaciones que recibía la Fundación Casa de Alba, prácticamente todas provenían de empresas vinculadas a la duquesa, o a la de sus hijos, de manera que los donantes también obtenían un beneficio fiscal por las respectivas donaciones.

Lo cierto es que debido a la dificultad y lentitud para que Suiza aporte más información sobre las cuentas que poseía la duquesa y su fallecimiento el pasado 20 de noviembre de 2014 harán prácticamente imposible que se vislumbre mayor claridad en este caso.

Anuncios

De hecho, tampoco a sus herederos podrá aplicarles sanción alguna por las actividades de Cayetana, por lo que, a partir de julio de 2015, el procedimiento inspector por vía administrativa finalizará para poder cobrar el dinero a través del IRPF y el caso quedará archivado.