Intenso despliegue de la policía este fin de semana. El sábado fue desarticulada una red de pronografía infantil en una operación que incluye 24 provincias españolas, que el domingo, se engrosó con diez nuevas detenciones.

Estas últimas, llevadas a cabo en el día de ayer, han sido en Madrid, con cinco personas, tres en Sevilla, una en Barcelona y una en Valladolid, según informó la Dirección General de Policía.

Esta red de pornografía infantil se hallaba en el punto de mira del Departamento Policial desde hace varios meses, siendo anteayer cuando comenzaron con las detenciones. Las expectativas iniciales se han mejorado con los nuevos arrestos del domingo.

A parte de intercambiar imágenes de menores, aconsejaban sobre cómo poder captar a sus víctimas e instruirles para mantener relaciones sexuales con ellos. A traves del contenido hallado en casa de uno de los detenidos, se ha comprobado que contactaban con otros con sus mismas aficciones, a través del correo electrónico y un gran intercambio pornográfico infantil. Correos que se han encontrado con archivos de fotográfias y videos de menores, algunos muy pequeños, que se compartían entre los integrantes de esta red. Además, su intención era organizarlo en Madrid.

Los integrantes tenían la intención de crear un grupo y llamarlo el "club de la perversión", donde se concertarían encuentros para la elaboración de material pornográfico pedófilo o abusar de los menores que ellos mismos, deberían aportar a las reuniones.

Tras las detenciones y los consiguientes registros en las viviendas de los personajes, la Policía está recopilando todos los posibles datos que pudieran llevar a más detenciones y a encontrar todos los posibles cargos de los que que se les puedan acusar a estos.

Este tipo de trabaj, debe seguirde forma incansable para acabar con esta lacra de nuestra sociedad. Donde no debe haber cabida para este tipo de gente sin escrupulos. Grande la policía en estas detenciones del fin de semana. Un cuerpo de las fuerzas del orden que muestra su efectividad una y otra vez.