Muchas han sido las movilizaciones llevadas a cabo por enfermos de hepatitis C en los pasados meses para conseguir en España el nuevo fármaco para poder ayudarlos. El ministerio de Salud de Portugal y la farmacéutica Gilead, han llegado a un acuerdo para dispensar Sovalpi en el 90% de los casos. Este es el nuevo fármaco que ha salido al mercado para los enfermos que sufren esta enfermedad, cuyo coste es excesivo para ser ellos los que hagan frente a ese gasto.  

El Gobierno español, finalmente ha firmado en la tarde de ayer martes el borrador del plan nacional contra la hepatitis C. Sin embargo, su contenido se va a mantener en secreto hasta que se evalúe con las comunidades autónomas, las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes. Parece que se han visto un poco presionados por nuestros vecinos portugueses, que después de una semana de situaciones drásticas han llegado a un acuerdo para poder disponer de él.  

A la salud pública el Sovalpi le va a costar 25.000 euros por caso y esperan que en dos años, sean unos 13.000 enfermos los beneficiados.  El ministro Paulo Macedo, aunque no se haya querido pronunciar y entrar en detalles, parece que ha pactado el precio del tratamiento y no el de la administración del fármaco. Con otras palabras. Si la píldora no funciona, el paciente recibirá otro tratamiento hasta su curación, de manera gratuita. 

El acuerdo al que han llegado el ministerio de salud con Gilead es una garantía de consumo para el mismo laboratorio californiano, ya que en Alemania, ya ha aparecido uno, que también la piensa comercializar. 

Por supuesto, el primer ministro Pedro Passos Coelho, se ha quejado del coste del fármaco, frente a la opinión de los enfermos que la padecen y opinan sobre lo duro que es tener una enfermedad y renunciar a una mejoría o cura, habiendo un fármaco que puede solucionar eso pero no se lo pueden costear. Todo esto ha llevado a un fuerte debate entre las fuerzas políticas de Portugal. 

Lo importante es señalar que el acuerdo ya está firmado en el país vecino y que en España ya se está preparando el plan, aunque aún no sepamos más detalles al respecto.