Según un estudio realizado por un equipo de investigadores suizos publicado la semana pasada en la revista The Lancet Psychiatry, la falta de empleo ha sido la causa de casi 45.000 suicidios al año en 63 países del mundo, siendo varios de ellos pertenecientes a la Unión Europea, y por supuesto, incluyendo España.

Muchos podrían achacar también estas conductas a la falta de consideración por parte de los jefes y de las condiciones laborales de las víctimas, sin embargo, el hospital psiquiátrico donde la Universidad de Zurich investigó estas muertes, ha concluido que esto solo representa una de diez muertes (si consideramos a las otras nueve, causa del #Paro).

Anuncios
Anuncios

Concretamente, uno de cada cinco suicidios son provocados por la falta de actividad laboral, según Carlos Nordt, investigador que ha tomado parte en este estudio. Los datos que han sido considerados datan desde el año 2000 hasta el 2011, perteneciendo con ello la mayor parte de este la paso al estallido de la crisis económica que supuso un punto de inflexión en el 2007.

El investigador observa además que estas conductas se vuelven alarmantemente frecuentes en las zonas geográficas donde resulta menos habitual la falta de empleo, tal vez a causa de la discriminación que sienten estas personas, al considerarse una clase marinada de la población, lo que los suele llevar a la automarginación. España sufrirá un 21,49% de tasa de desempleo en el año 2019, según un informe de la Organización Mundial del Trabajo.

Anuncios

Se recomienda a los familiares no desatender a quienes caen en estas situaciones, también han sido muchos quienes han terminado en el alcoholismo después de abandonar su rutina diaria para así buscar consuelo en los bares, lo que suele constituir además, un agravante para la situación económica de la familia.

Por otro lado, han querido dejar claro que más de 100.000 muertes en Estados Unidos han sido provocadas por las consecuencias del estrés laboral, como son las enfermedades cardiovasculares o la hipertensión.