Ha comenzado un nuevo año, no son pocos quienes se han propuesto para este 2015 cumplir con la sabiduría popular y decir año nuevo, vida nueva. La mejor forma de cumplir nuestros objetivos, es la forja de nuevos hábitos más saludables, ¿pero qué constituye realmente un hábito?

La psicología define los hábitos como cualquier comportamiento repetido regularmente, apenas requiere raciocinio alguno y es aprendido, más que innato en cada sujeto (a menudo, mediante la repetición del mismo).

Tradicionalmente, se cree que en unas tres semanas es posible crear nuevos hábitos gracias a la constancia y la fuerza de voluntad. No obstante, de acuerdo con las últimas investigaciones de la University College London, se estima que son necesarios para el alcance de estas ambiciosas metas una media de 66 días.

Anuncios
Anuncios

La investigación fue realizada con 96 voluntarios a quienes propusieron diferentes actividades relacionadas con el deporte y la alimentación, fueron estudiados durante tres meses.

Otros estudios sitúan impresionantes oscilaciones que van desde los 18 hasta los más de 250 días. Este tipo de investigaciones más exhaustivas y escépticas señalan que lo más importante, es el objetivo y las características personales de cada individuo, además de la educación recibida, el entorno y otras variables.

Los valores, las ideas, los sentimientos y las experiencias significativas son las que definen los hábitos de cada persona. Quienes creen firmemente en este tipo de hipótesis, consideran que los hábitos (tanto sanos y positivos como nocivos) se crean, en ningún caso se heredan y se pueden volver necesidades llevándonos a realizar acciones con carácter automático.

Anuncios

Un buen ejemplo de ello es el adolescente que recibe una charla a cerca de lo perjudicial que resulta el tabaco para el organismo. Durante la sesión, puede llegar a experimentar verdadera angustia ante los datos que arroja el conferenciante, pero a la salida del instituto, cuando menos de lo espera tiene el cigarro encendido en la mano. #Drogas