Togbe Cephas Bansah es el rey de una tribu de Ghana llamada los Hohoe y se dirige a su pueblo mediante Internet, teléfono o fax, ya que se encuentra trabajando en Alemania. Sin embargo, hace días el monarca sufrió un atraco en el cual los ladrones se llevaron cuatro coronas de oro.

Bansah tiene que cuidar de reino por la noche, mientras que por la mañana se gana la vida en un taller realizando trabajos de mecánica. Por lo tanto el debe cuidar su tribu y ejercer su función como Jefe Superior y Espiritual mediante las nuevas tecnologías tales como el email, el Spyke, entre otros o el teléfono o el fax. Asimismo, los conflictos que surgen entre sus 200.000 súbditos también tiene que resolverlos.

Mientras estaba estudiando su ingeniería decidió irse de intercambio a otro país, con el objetivo de aumentar su conocimiento. Su elección fue Alemania. Le debió de gustar tanto esta potencia europea que decidió hace dos másters en este país. Además, consiguió un buen puesto en el mundo de la mecánica.

En 1992 murió su abuelo quien presidia el trono de la tribu de los Hohoe. Su heredero fue él a pesar de no ser el directo. Pero su padre y su hermano mayor no podían gobernar puesto que eran zurdos y eso está considerado en el país africano como persona impura. No obstante, el aceptó la coronación aunque estuviese en Alemania y cada año visita unas diez veces al año a su tribu.

Hace unos días, él sufrió un atraco en su propia casa de Alemania. Los ladrones le robaron cuatro coronas de puro oro y pulseras y cadenas hechas con el mismo preciado metal. Se llevaron un botín valorado en más de 20.000 euros. A pesar del robo, él, su mujer y sus tres hijos no han sufrido ningún tipo de forcejeo o maltrato por parte de los ladrones, según ha informado la policía germana.

Asimismo, este rey es uno de los más generosos del continente africano. A parte de ser mecánico, es músico y showman. En muchas ocasiones aparece en la televisión alemana y austriaca para fomentar el interés en sus proyectos caritativos. Parte de sus ganancias las destina a su país de origen para instauran una buena educación, un servicio médico más cualificado o agua potable cerca de su tribu, entre otras cosas.