En todos los países del mundo existen maneras de celebrar el fin de año, aunque para algunas culturas hoy no finaliza, los chinos lo hacen el 19 de febrero y este 2015 será el año de la cabra, para los cristianos ortodoxos, que se guían por el calendario juliano, su día central en la #Navidad es el 7 de enero.

En España es tradicional comerse las uvas por cada campanada del reloj en familia, y los que no pueden o no quieren ir a la plaza central de su ciudad lo hacen a través del televisor dando la bienvenida al nuevo año, además de que las mujeres utilizan lencería roja. Los italianos en su menú de la cena incluyen lentejas para atraer la abundancia a la familia y en algunas zonas de Italia, como es en Nápoles, lanzan a la calle muebles viejos para desear que el nuevo año entre con el pie derecho a casa.

Anuncios
Anuncios

Los alemanes brindan por San Silvestre y lanzan al aire todo tipo de fuegos artificiales para alejar a los malos espíritus y dejan algo de comida de la cena en el plato, porque de esa manera su despensa este llena todo el año. En Australia coincide el fin de año con el verano; el ambiente es muy festivo, hacen mucho ruido, con cohetes, pitos, matracas y el claxon de los coches y a la mañana siguiente se van a la playa o al campo, donde realizan comidas y actividades al aire libre.

En Londres dan la bienvenida al nuevo año una hora más tarde que en España, y es tradicional que entonen "Auld Lang Syde", los niños se van pronto a la cama para el día 1 de enero entonar villancicos, que les suelen proporcionar alguna recompensa. En Rusia esperan al "Abuelo del hielo", que trae regalos a los más pequeños de la casa.

Anuncios

Los daneses suelen ser fríos hasta para expresar su afecto a los demás, rompiendo platos en la puerta de la casa de la persona más querida. En los Países Bajos la tradición es lanzase a las heladas aguas de un río o playa con disfraces y en Polonia recogen las escamas del pescado consumido en la cena y se las llevan en sus carteras para que haya gran prosperidad.

Al otro lado del charco también existen grandes tradiciones de fin de año. En Venezuela realizan un muñeco, que generalmente tiene la cara de un político y lo encienden al filo de la media noche para que se vayan los malos espíritus y dar la bienvenida al año con más suerte, y sí que la necesitan los venezolanos para ahuyentar la mala racha que viven desde hace 17 años y que se les avecina un año bastante duro en su economía.

En Brasil suelen saltar siete olas vestidos de blanco y acompañados de fuegos artificiales, en Colombia suelen dar portazos a las doce para alejar los malos espíritus, besar una persona del sexo opuesto y las mujeres usan lencería amarilla para atraer la buena suerte. Muchas formas, tradiciones, rituales pero a todos nos une un mismo deseo: salud, amor y prosperidad para todos en este 2015 que está a punto de comenzar.