Quizás para lo que muchos puede suponer una suerte para otros es sin duda una realidad y les supone una gran alegría y "felicidad" según dicen. Se trata de una empresa española que produce, distribuye y comercializa energía, concretamente energía eléctrica. Los trabajadores gozan de un horario de oficina (mañana) y su jornada laboral se encuentra entre las 7:15 y las 14:50 de la tarde, con 45 minutos con respecto a la flexibilidad de este horario cualquier día del año. Así se acordó ya hace 6 años entre los empleados de esta empresa y la compañía.

El director de recursos humanos de Iberdrola, Ramon Castresana comentó que quizás de esta manera sus 9.000 empleados con esta medida podían salir beneficiados y a su vez podría tratarse de una buena medida para la empresa.

Anuncios
Anuncios

Ahora en 2014, este mismo se ha dado cuenta del beneficio que ha supuesto este cambio ya que según nos cuenta el absentismo se ha visto reducido en un 20% y los accidentes laborales en un 15%. Esta central eléctrica, sin duda alguna, sigue siendo una de las excepcionales en el país de España en cuanto al sector privado.

Según una trabajadora de Iberdrola, Teresa Roch, nadie es capaz de consumir 10 horas produciendo y, por este motivo, hay que llenar las horas de alguna manera. Esta trabajadora que entró en el año 2013 a la empresa eléctrica, comenta la diferencia entre su trabajo en Escocia y el que tiene ahora en España. En el primer país, esta treintañera no paraba de trabajar hasta la hora de comer, sin embargo, en España primero se mira el correo, se habla con los compañeros y se sale más tarde del puesto laboral, es decir, sucede todo al contrario.

Anuncios

A pesar de que, según el director de recursos humanos, un cambio en el horario laboral, tras 30 años ya con uno instalado, supone un gran cambio y adaptación, finalmente tuvieron la suerte de gozar con una fantástica adaptación por parte de los empleados. Los trabajadores se concentraban en sus labores para hacerlo todo a tiempo y salir a su hora, evitando distracciones. No obstante, esto resultó beneficioso para le empresa ya que no supuso ningún tipo de coste y, por otro lado, su productividad incrementó.