La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), junto a otros organismos y asociaciones, como la Relatora Especial sobre los Refugiados, han lanzado un comunicado de prensa a nivel global aunando voluntades para que se respete en todo el mundo el derecho de los migrantes en su búsqueda de refugio, asilo político y de aquellas personas que se ven obligadas a abandonar sus lugares de origen en busca de mejores condiciones de vida.

Entre otros puntos importantes cabe destacar en este comunicado la denuncia que esta comisión realiza con respecto al trato discriminatorio, la xenofobia y otras violaciones de los derechos humanos que se ejercen, las más de las veces impunemente por las fuerzas de seguridad de los estados con la excusa de proteger sus fronteras, sobre aquellas personas cuya intención no es otra que la de "migrar para salvar su vida", y en el mejor de los casos para mejorarla.

Anuncios
Anuncios

Para todos estos el comunicado que venimos detallando reclaman que, puesto que los derechos humanos "derivan de la condición humana", y en defensa de su dignidad como personas, deberían respetarse a los migrantes como sujetos de derecho independientemente de su raza, credo, religión, de la zona geográfica que proceda o de la situación por la cual se haya visto forzado a emprender su movimiento migratorio.

En países de "fronteras calientes", como México o España, puerta de entrada de la migración africana a Europa, se está criminalizando la migración irregular y se entiende a ésta como si de un delito común se tratara. En este sentido la Comisión Interamericana, organismo dependiente de Naciones Unidas para sus declaraciones y resoluciones, aboga por revisar las leyes de extranjería; sobre todo en sus aspectos más represivos, los cuales llegan a autorizar legalmente el uso excesivo y desproporcionado de las fuerzas de seguridad fronterizas contra seres humanos totalmente indefensos.

Anuncios

Un claro ejemplo lo podemos contemplar a diario en el "maltrato" policial e institucional que las fuerzas de seguridad del Gobierno español -ahora amparadas por la reciente Ley de Seguridad Ciudadana que acaba de proclamar el Partido Popular-, ejercen sobre los migrantes ilegales que intentan "saltar la valla" fronteriza que separa a España de Marruecos ubicada en Melilla. También hay que resaltar que a las personas que intenten entrar de manera ilegal en España, cualquiera fuera su situación, quiero decir que aun huyendo de una guerra como es el caso de los migrantes sirios, merced a esta nueva Ley de Seguridad Ciudadana las fuerzas de seguridad destinadas a tal fin pueden expulsar, "devolver en caliente" al migrante sin ningún tipo de reparos o contemplaciones, lo que constituye una "total" falta de respeto por la vida humana.

El presente comunicado, difundido a nivel global el día 18 de diciembre, puntualiza que estos procedimientos, además de vulnerar gravemente los derechos humanos de las personas, según las estadísticas demuestran han sido ineficaces para "disuadir la migración irregular".

Anuncios