El Partido Popular ha emprendido un nuevo proyecto de la mano del ministro de Justicia Rafael Catalá. El cometido del Registro Civil desde ahora actuará registrando e inscribiendo a los bebés nacidos de "vientres de alquiler", con las nuevas medidas humanas del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que protege a estos pequeños. En colaboración con estos los hospitales estarán "forzados" a dar parte de los nacimientos o muertes de estos bebés al Registro Civil.

Con este nuevo proyecto en las arcas quedarán anualmente unos 64 millones de euros, a más unas 856.000 personas pueden evitar ir a inscribirlos personalmente.

Antiguamente, más o menos desde el año 1957 era lógico que tuviesen que ir ellos mismos ya que muchos nacimientos y fallecimientos se producían fuera de las instituciones sanitarias, en sus casas y sin tanto avance como hoy en día existe tanto en trámites administrativos como con los grandes avances informáticos.

Anuncios
Anuncios

Hoy en día muchos centros sanitarios están a favor de únicamente ser ellos los portadores al Registro Civil para llevar a cabo el registro o la defunción del bebé, en éste último caso así no habría negligencias ni el riesgo de posibles bebés robados, ya que en el caso de defunción del menor iría todo por vía judicial dejando informe de esto.

El gerente Catalá no quiere que quede en el olvido y remarca que ésta nueva reforma es para la seguridad de las futuras madres para que no se vuelvan a repetir nunca más los robos de éstos pequeños. Es más en el Registro Civil se inscribirán éstos nacimientos como "gestación por sustitución" para que en un futuro no haya ninguna duda sobre el bebé y su registro. Catalá y el diputado de CIU Jordi Jané también aclaran que es indistinto si la pareja que acoja a éstos bebés estén o no casados o algún derivado como pareja de hecho, etc.

Anuncios

Por suerte los tiempos han cambiado y hemos salido de aquella época tan retrograda para y por todo.

Joan Baldoví encabezando Compromís-Equo, tenía sus dudas de que anterior a ésta normativa que pasaba con esos bebés, eran personas fantasmas, mínimo hasta ser reconocidos como: "gestión subrogada". Sobre el reconocimiento de éstos niños y las mamás de alquiler están satisfechos de que esto se regule junto con el Tribunal de Estrasburgo y el disputado del Partido Socialista Mario Bedera. A pesar de que en la Unión Europea cuesta que sea aceptada con tranquilidad esta acción.