Conseguir empleo puede transformarse en sí mismo en un trabajo de tiempo completo. Lo que se esperaba concretar en apenas unas semanas, a veces demora meses y con el correr del calendario, las ilusiones se van apagando y la angustia ante el fracaso comienza a ganar terreno. Para no caer en este círculo, es imperante conocer mínimamente las leyes del mercado laboral actual, lo que significa estar al tanto del contexto y no esperar que la situación sea igual a la de años anteriores. Las exigencias fluctúan, las competencias buscadas en un empleado se diversifican y se especifican al mismo tiempo, y los perfiles preferidos se ajustan a los avances de otros sectores.

Anuncios
Anuncios

Con este telón de fondo, la consultora Randstad Professionals brindó interesantes datos para quienes estén en la ardua tarea de conseguir un puesto laboral y también para aquellos que estén decidiendo sus futuros estudios.

¿Quién está más calificado? De acuerdo a lo expuesto por Josep Ollonarte, director de la empresa Randstad Professionals en Barcelona, se destacan cuatro competencias definidas que se busca en un candidato a quedarse con el empleo. Aunque esto no sea excluyente, muchas compañías ponen el ojo en ciertas aptitudes que resaltan en los curriculum. La más importante, el dominio de un idioma, de preferencia el inglés. En un mundo globalizado, existe la posibilidad cercana de tener que viajar al exterior, sobre todo si se trata de una multinacional. Es por ello que, como segunda observación, se atiende a la experiencia en el extranjero.

Anuncios

Y si se busca un perfil de empleado conocedor de otras geografías, también se espera que disponga de movilidad geográfica, es decir, que esté capacitado y disponible para instalarse en otro lugar cuando la empresa lo necesite. Por último, la cuarta competencia está ligada al conocimiento específico, en otras palabras, a la formación continua que profundiza en el campo del saber, como lo son los posgrados.

El mayor obstáculo que puede revelarse al momento de salir a buscar un empleo, es darse cuenta de la falta de estos cuatro tópicos al mismo tiempo. Por eso mismo, aunque se esté en una etapa de formación inicial o se tenga un trabajo que promete ser seguro, es conveniente estar preparado para eventuales oportunidades laborales. Estudiar y perfeccionarse es la clave para mantenerse en el mundo laboral con éxito.