Desde hoy se da por comenzada la #Navidad. Comienzan las suculentas comidas, la típica pregunta de "¿Qué haces con tu vida?" y volver a ver a todos nuestros allegados, tanto a los que tenemos ganas de ver como a los que no. El fin de año es una época de celebración y de júbilo por la historia que tiene en nuestros vidas, a pesar de que las consecuencias derivadas de dicho fin de año no siempre sean del agrado de todo, ya que al fin y al cabo se pueden medir las causas, pero no las consecuencias de nuestros actos. Así, otro elemento que nunca puede faltar en una celebración de semejantes características es el ruido; los petardos.

Los usos que se les dan a los mismos son más que evidentes, intentar trasmitir el júbilo que llevas dentro a todo el vecindario.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, tanto como para comprar como para vender los mismos se necesitan unas condiciones, ya que algunos de los mismos pueden poner en peligro la seguridad de los pirotécnicos.

Las condiciones que se exigen a los vendedores es una autorización especial por parte de el Gobierno para poder vender material pirotécnico, independientemente de que sea un kiosko u otro establecimiento con elementos similares. Así, según informan los propios vendedores, la Guardia Civil se pasa más de 2 veces a lo largo de estas fiestas intentando evitar vendedores fraudulentos por el riesgo que supone hacia las personas que lo compran. Además, las condiciones que se exigen a los compradores es que sean mayor de 12 años para gran número de los mismos y para los más peligrosos que sean mayores de edad.Los precios sobre los cuales oscilan dicho material pirotécnico son de 1,5 a 30 euros dependiendo de la magnitud de la explosión así como de el tiempo de duración de la misma.

Anuncios

La venta actual actualmente está siendo bastante discreta, sin embargo, los vendedores aún son optimistas debido a que más de la mitad de las ventas se agolpan de cara a disponer del material suficiente para tener una Nochevieja lo más ruidosa posible, siendo los peores días de ventas de lo que queda de Navidad los posteriores a Nochevieja, ya que según relatan los vendedores, la venta de petardos sea del tipo que sea, aún no está entre los mejores regalos de navidad.