La Reina Fabiola de Mora y Aragón, falleció el viernes, 5 de Diciembre a los 86 años en el Palacio de Stuyvenberg, en las proximidades de Bruselas, llamado comúnmente "Palacio de las viudas".

Su nombre verdadero era, Fabiola Fernanda María de las Victorias, Antonia Adelaida de Mora y Aragón, y llego al mundo en Madrid el 11 de Junio de 1928. Era hija de los aristócratas Don Gonzalo de Mora y Fernández y de Doña Blanca de Aragón y Carrillo. Tuvo siete hermanos, siendo ella la cuarta hija.

Estudio en Italia, Francia, Suiza y en el mítico Colegio Alemán de Madrid y obtuvo el diploma de enfermería en la Cruz Roja. Trabajó y puso en práctica sus conocimientos de enfermera en el Hospital Gómez Ulla de Madrid.

Anuncios
Anuncios

Dominaba cuatro idiomas y le gustaba mucho escribir. Redactó varios cuentos infantiles, doce en total, en la década de los años cincuenta, siendo el más popular, "Los doce cuentos maravillosos".

Se casó cuando tenía treinta años, con el Rey Balduino I de Bélgica, en el mes de Diciembre de 1960, en Bruselas, en la Catedral de San Miguel. Fabiola recibía el tratamiento de Majestad Fabiola Reina Consorte de los Belgas y fue la única española consorte en toda la cronología de la soberanía belga. En España disfrutaron de su luna de miel y también pasaban aquí sus vacaciones de verano.

Durante su matrimonio, Fabiola intentó por todos los medios dar un heredero al Rey infructuosamente, ya que tuvo cinco abortos. El 31 de Julio de 1993 murió el Rey Baudino I en Granada, en su residencia de verano, la Villa de Motril y su hermano Alberto II asumió la corona, para renunciar a ella recientemente.

Anuncios

Fabiola siguió conservando su titulo de Reina y continuó participando en la vida pública de Bélgica, donde asistía a diversos actos oficiales y culturales.

Afligido, el primer ministro, Charles Michel comentaba la gran pérdida que Bélgica experimentaba, la pérdida de una gran reina que había sabido irradiar la imagen del país en todo el mundo.

Desde hacía meses la Reina no frecuentaba ningún acto público, no se sentía bien y su salud había empeorado, tenía problemas en los riñones, se la atendía con respiración asistida y andaba en silla de ruedas.