El mal hace más ruido que el bien, es por ello que quizás esta pareja norteamericana, nunca ocupo las primeras páginas de los periódicos a nivel mundial y es que la historia de amor, solidaridad y entrega de Jeanne y Paul Briggs, es muy poco conocida. Durante 38 años de matrimonio y después de un aborto natural, decidieron unirse a un programa de acogida que les cambió la vida para siempre.

Hacer conocer al mundo está historia es casi un deber moral, en medio de de tantos odios, guerras, asesinatos y muertes, hay una semilla que cuando se siembra siempre brota y da buenos frutos: el Amor. Esta pareja ha vivido para él y por él toda su vida matrimonial, y quisieron adoptar, niños desvalidos a quienes la sociedad los excluía por tener alguna deficiencia y porque tenían una historia una triste detrás.

Anuncios
Anuncios

Todo comenzó cuando vieron una fotografía del que sería su primer adoptado, un chiquillo ciego que con dos años y con problemas cerebrales a causa de una descomunal paliza, se encontraba abandonado en un orfanato mexicano, fueron hasta allí y al verle el lazo del amor los unió para siempre y es por eso que Abraham fue el primero de la larga lista de adoptados y hoy tiene 31 años.

Ahí no quedó la cosa después de él han venido niños de todas partes del mundo, Rusia, Ghana, Bulgaria y Ucrania, casi todos con algún problema de salud que hacía más difícil la adopción., ya que las enfermedades eran algunas de ellas graves e irreversibles como el cáncer, problemas renales, escoliosis , poliomielitis, labio leporino, afecciones del corazón y a los que había que prestarles más atención, pero para este matrimonio, solo veían niños que les necesitaban y no dudaban el vencer la burocracia y adoptarlos.

Anuncios

Para fortuna de estos niños, Paul trabaja en una compañía que le paga muy bien por sus servicios ya que su gasto anual solo en comida es de 42.000 dolares, pero además le aporta por cada adopción una ayuda de 10.000 dólares que los Briggs utilizan en cubrir los gastos que las adopciones traen consigo. También han tenido que modificar su vivienda en varias ocasiones por lo que actualmente su casa tiene una superficie de 5.000 metros cuadrados y han duplicado lo que era la vivienda inicial. #Estados Unidos

Actualmente la pareja está tramitando la adopción de Jabin Kofi y John David, dos bebés que con apenas tres meses ya conocen el infortunio del abandono al poco tiempo de haber nacido en Ghana. Es por ello que está historia de amor y de entrega sin límites debe ser conocida y tal vez sirva de ejemplo para la humanidad.