Será por aquello de la "dieta mediterránea", pescado y aceite de oliva, y también por una manera muy particular de tomarse las cosas, lo cierto es que los españoles se encuentran entre los ciudadanos de la Unión Europea con mayor esperanza de vida, catalogada según las últimas estadísticas de la OCDE publicadas en el informe "Panorama de la Salud Europa 2014".

A esta buena noticia, siempre siguiendo el mencionado informe, hay que oponerle la mala que sitúa a los españoles con una tasa de fertilidad entre las más bajas de la Unión Europea, la tercera más baja, solo superior a la de Polonia y Portugal, mientras que Turquía e Islandia registran los índices más altos.

Anuncios
Anuncios

Para el conjunto de los países que integran la Unión Europea, en un Ratio de mujeres fértiles de entre 15 y 49 años, la media se sitúa en algo así como 1,5 hijos por mujer. España tiene, también considerando estos ratios, 1,3 hijos por mujer. Existen varios factores que vienen debilitando la tasa de fertilidad, procreación, y por lo tanto renovación de la población en España. Entre ellas seguramente la que ahora más afecta es la prolongada crisis económica, que torna imposible sin contar prácticamente con ayudas estatales para fomentar la natalidad, que las familias españolas se decidan a tener más hijos. También la reducción del flujo inmigratorio, por la crisis económica, y la vuelta de cientos de emigrantes a sus países de origen.

Estudiando más detenidamente los dos índices registrados por la última encuesta de la OCDE, es decir baja natalidad y mayor esperanza de vida, es lógico que los especialistas en sociología adviertan de los problemas futuros ante una escasa población joven que, en términos de pensiones, por ejemplo, debería sustentar a una población envejecida en edad de descansar y no de trabajar.

Anuncios

Por esto es que existen varias polémicas frente a la iniciativa de prolongar la vida laboral, es decir jubilarse más tarde para contribuir más a los fondos estatales de pensiones. También, aunque de manera muy escasa, se está volviendo a tomar conciencia de la importancia de fomentar la natalidad mediante ayudas a las familias por parte del estado.

De momento, aunque los índices del #Paro parezcan un poco menos malos, todavía existe un paro que sigue siendo "insoportable", más 4 millones y medio de personas sin trabajo, la mayoría jóvenes en edad de trabajar, seguidos de parados de larga duración que han superado los 45 años, razón por la cual , según mi humilde entender, hasta que no se arregle semejante "desaguisado" no se podrá avanzar en la resolución de problemas futuros, tal vez de una resolución compleja, pero menos acuciante que los cuatro millones y medio de parados y las de familias con todos sus miembros en edad de trabajar en el paro y llegando a fin de mes con ayudas de Cáritas. #Podemos