El Príncipe Guillermo, junto a su mujer Kate Middleton, acaban de llegar a Nueva York donde fueron muy bien recibidos por los neoyorquinos. Se han hospedado en el hotel que solía ocupar Diana De Gales, madre de Guillermo cuando visitaba Nueva York, el Hotel Carlyle.

El matrimonio estará de visita en la ciudad sólo tres días, en los cuales harán casi todas presentaciones oficiales, ya que se ha tenido en cuenta el estado de la Duquesa y no la han querido sobrecargar con obligaciones. La Duquesa está en el quinto mes de embarazo de su segundo hijo, o hija, y en los primeros tres meses no lo ha pasado nada bien, debido a la debilidad que sufre por el mismo.

Anuncios
Anuncios

Con respecto a la dulce espera de la Duquesa, ya han saltado todas las alarmas de que Kate estaría esperando una niña. Parece que la Duquesa realizó la típica fiesta de "baby shower", organizada por su hermana Pippa, y según han informado los allegados, en la fiesta ha predominado el color rosa, lo que indicaría que sería una niña lo que espera la Duquesa en este segundo embarazo.

La pareja fue recibida en el lujoso Hotel por su gerente general y unos 200 empleados, para realizarles la comitiva de bienvenida. El Hotel Carlyle es uno de los que más categoría tiene en la ciudad, y una suite en el mismo puede costar unos 14.000 dólares.

Ninguno de los dos había visitado Nueva York antes, y han ido con enorme ilusión, ya que es una de las ciudades en la que más era querida Lady Di. Con lo cual para ellos es una gran responsabilidad mantener el carisma que tiene esa ciudad con la realeza inglesa.

Anuncios

La Duquesa ansía visitar el "Empire State Building" y en la agenda oficial han hecho un hueco para que lo pueda visitar junto al Príncipe Guillermo el martes, siempre y cuando su salud se lo permita.

La pareja ha viajado con un séquito de siete personas y recorrieron Manhattan en una caravana oficial hasta el hotel desde que bajaron de su vuelo en el aeropuerto JFK. A pesar de que se retrasaron debido al gran recibimiento en el aeropuerto, llegaron a tiempo. El hijo de ambos, el Príncipe George, de 16 meses se quedó en Inglaterra. #Estados Unidos

La primera reunión oficial a la que asisten el Príncipe y la Duquesa en la gran manzana es una cena privada de beneficencia, en la cual se reúnen los hombres y mujeres más ricos e importantes de Nueva York.