El #Rey Felipe VI ha acudido a la isla de Palma de Mallorca tras dar por finalizadas sus vacaciones de verano. Una visita que ha tenido lugar con motivo de un feliz acontecimiento, el enlace matrimonial de la ahijada del monarca, Martina Jáudenes de Diego, con el empresario Luis Abascal. Una celebración matrimonial que fue celebrada en la isla y a la que el Rey Felipe no quiso faltar, dada la importancia del evento, pues Martina también es hija de uno de sus mejores amigos de regatas.

La curiosa soledad del rey Felipe VI en la boda de su ahijada

Sin embargo, el enlace matrimonial ha traído una polémica inesperada. En primer lugar, el rey Felipe [VIDEO] acudía en solitario a la boda de su ahijada, celebrada en Sant Nicolau de Palma.

Anuncios
Anuncios

Ni rastro de su esposa, la reina Letizia [VIDEO], quien según afirma la revista Vanity Fair, no se presentó en el enlace por motivos desconocidos. Eso sí, Felipe VI estuvo bien acompañado durante su visita a la isla, pues compartió boda junto a diversas personalidades públicas como Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno.

Inesperado encuentro entre el monarca y Marta Gayá

No obstante, esta no fue la única situación curiosa para el monarca, pues entre los invitados que acudieron a este enlace hubo personalidades relevantes de la isla, entre ellas, se encontraba la empresaria y amiga especial de Don Juan Carlos I, Marta Gayá. La mallorquina se trata de una pieza importante en la sociedad de la isla, aunque no haya sido muy bienvenida a los eventos públicos, dada su conocida relación especial con el Rey emérito.

Anuncios

Es más, hace apenas unas semanas, cuando el medio de comunicación OkDiario filtraba la imagen más dañina para la reina Doña Sofía, se podía apreciar a la empresaria Gayá junto a Juan Carlos I en la inauguración de una iglesia situada en Irlanda. Una imagen que dio la vuelta al mundo y de la que aún se sigue hablando, pues se trata de la primera de ambos juntos tras numerosos años.

En definitiva, parece que la isla de Palma de Mallorca está dejando numerosas polémicas durante los últimos meses. Si el pasado verano se trataba de la ausencia del Rey emérito en la isla y su total desapego con el palacio de Marivent para poner rumbo a tierras gallegas junto a sus amigos, ahora ha sido un enlace matrimonial con la presencia de Marta Gayá en el mismo evento que el Rey Felipe VI, lo cual ha dejado una enorme controversia en la esfera social y pública de Palma de Mallorca. #Casa Real