Kiko Matamoros ha acudido esta misma tarde al programa "Viva la vida" presentado por Toñi Moreno para realizar una entrevista. Víctima o verdugo ha sido el titular que ha escogido el programa para poner nombre a la entrevista de uno de los colaboradores más mediáticos de Mediaset.

Hace unos meses comenzaba una nueva etapa para Kiko Matamoros después de saber que su hija Laura era una de las concursantes de #Supervivientes 2017. En el momento en el que Kiko supo la noticia se alegró por su hija dado que es un paso más en su trayectoria profesional pero al mismo tiempo creemos que no supo todo lo que iba a tener que sufrir tras su entrada dado que contaba con que compañeras de trabajo como Belén Esteban y Mila Ximénez apoyasen a Laura porque fuera de plató tenían relación con su hija pero lamentablemente para Kiko esto no ha ocurrido así, si no que ha sido todo lo contrario y ninguna de las dos ha apoyado a su hija públicamente.

Anuncios
Anuncios

Kiko Matamoros se siente muy molesto con sus compañeros de programa e incluso manifiesta que por sus dificultades económicas no puede marcharse de Sálvame pero que si su actual deuda con hacienda no existiese se marcharía porque está sufriendo mucho. Se encuentra aislado en el programa y decepcionado porque según el colaborador tanto Mila Ximénez como Belén Esteban no han apoyado a Laura [VIDEO] en Supervivientes no por culpa de su hija sino porque las dos colaboradoras tienen un enfrentamiento personal con el y simplemente por hacerle daño han ido en contra de ella.

Esta tarde el colaborador comentaba a Toñi Moreno en la entrevista que le ha concedido que después de muchos años en televisión ha hecho examen de conciencia y asegura que el mayor error que ha cometido ha sido hacer de sus problemas con sus hijos una guerra mediática.

Anuncios

Tanto el como en este caso su hijo Diego han hecho público su enfrentamiento y el colaborador asegura que desea reconciliarse con el porque con el paso de los años cree que le terminará pesando todo lo sucedido.

En cuanto a Mila Ximénez, la colaboradora ha entrado en el plató de Viva la vida por teléfono poniéndose en contacto con uno de los colaboradores que estaban allí sentados para asegurarle lo siguiente: "Yo adoro a Kiko Matamoros, le tengo un cariño enorme pero tengo un juicio pendiente con su mujer Makoke y eso no hace que nuestra relación no sea fácil. Intentamos mis abogados y yo en un acto de conciliación llegar a un acuerdo económico para que esto no fuese a más y su mujer ni se presentó".

¿Es Makoke la culpable de la guerra que tiene Kiko Matamoros con sus compañeros de programa y con sus hijos? #KikoMatamoros #LauraMatamoros