Jordi González va camino de hacer bueno el dicho: “¡Qué pena, para lo que ha quedado!”. Está claro que presentar realities no es lo suyo y por ello las redes sociales han atacado constantemente al presentador por su falta de implicación e incluso sus malos modos con algunos concursantes y situaciones.

Pero siempre se le acababa disculpando al recordar sus pasados éxitos en “Moros y cristianos” o la “Noria” y los espectadores clamaban porque Telecinco [VIDEO] le diese un programa de debate para que volviera a brillar. ¡Error! El presentador ha cambiado mucho y lo más fácil es decir que se ha endiosado. Evitaremos caer en eso pasando a considerar que a lo mejor sus largos descansos entre programa y programa y su vida allende los mares, hacen que lo vea todo con otra perspectiva.

Anuncios
Anuncios

Sea como sea, “Mad in Spain” se hunde y no precisamente por haber chocado contra un iceberg en pleno verano, sino porque Jordi González cansa al espectador y es incapaz de conducir el programa sin gritos, malas caras o comentarios fuera de lugar siendo el conductor del programa.

De nada ha servido la presencia en la noche del pasado domingo de personajes carismáticos como Carlos Lozano de quien las redes dicen que con él de presentador el programa hubiese sido otra cosa. “Mad in Spain” se hunde y ha traspasado la barrera del solo dígito que lo catapulta a una final avanzada y vergonzante con tan solo un 9,4%.

Hasta tal punto han saltado las alarmas que el programa a partir de ahora ya no se emitirá en directo para por lo menos tratar de evitar momentos bochornosos.

Su ataque gratuito a Alba Carrillo

Al comienzo del programa, Jordi presentaba a los tertulianos y cuando le tocó el turno a Teresa Bueyes, la abogada televisiva que hasta hace pocos días representaba a Alba Carrillo y que por motivos que todavía hoy desconocemos pilló un calentón y procedió a dejar esa representación en una llamada telefónica a “El programa de Ana Rosa”.

Anuncios

Jordi lanzó el dardo: Hasta hace nada era la abogada de una persona que es conocida desde hace un cuarto de hora, y se cree muy famosa. Alguien a quien no soporto. A lo que Teresa no solo no contestó afeándole su comentario, sino que se limitó a sonreír de forma un tanto sibilina.

Recordemos que Jordi y Alba ya tuvieron un desencuentro hace menos de un año, cuando Ylenia lanzó un comentario de lo más desagradable contra Alba estando las dos en un programa, lo que ocasionó que la modelo abandonase el plató y que Jordi González en lugar de reconvenir a Ylenia por su insultante comentario, arremetiese contra Alba Carrillo: “No se puede tener la piel tan fina”. A lo que esta contestó en su cuenta de Instagram: “Estoy orgullosa de ser tan porosa, de vivir vibrando y de que me duela el corazón de tanto usarlo” para a continuación borrar al presentador de sus seguidores.

Está claro que esta vez quien ha tenido la piel fina es el presentador, que no ha olvidado la afrenta y con el revanchismo propio de un niño de parvulario se la ha devuelto con saña aunque sin nombrarla directamente.

Anuncios

El berrinche de Jordi puede darnos hasta risa, aunque morder la mano que te da de comer, en este caso Mediaset que apuesta por la modelo, nunca presagia nada bueno para el que muerde y menos si el programa que conduce descarrila.

La actitud de una profesional como la señora Teresa Bueyes que evitó defender a quien ha sido su clienta (ante un comentario tan fuera de lugar) gracias a la que nuevamente ha conseguido salir en televisión y conseguir momentos de gloria, que además y según ella misma ha sido su gran amiga es deplorable y nos hace entender muchas cosas.

Está claro que la modelo ha vuelto renovada de su aventura en Honduras y está dispuesta a quitarse lastres de encima y algunas actitudes dejan en evidencia a quienes las manifiestan.

Alba carrillo subcampeona de “Supervivientes 2017” le pese a quien le pese, ha vuelto pisando fuerte. #AlbaCarrillo #Telecinco