#Sálvame, el programa de #Telecinco más polémico, vuelve al punto de mira. Si hace apenas un día se desvelaba que uno de sus actuales colaboradores tenía pensamientos de marcharse para siempre del programa, ahora ha sido Karmele Marchante quien ha criticado y denunciado duramente lo que vivió durante varios años en el programa de corazón.

Sálvame, en el punto de mira tras las graves acusaciones

Aunque la periodista era uno de los personajes más relevantes durante los primeros años de vida del programa, incluso promocionando su hit Soy un tsunami, que apostaba para Eurovisión, abandonó el programa por la puerta de atrás y ni siquiera se despidió de la audiencia.

Anuncios
Anuncios

Ahora, pasado un año desde que decidiera apartarse por completo del mundo de la televisión, ha querido pronunciarse de forma insólita.

Ha elegido las redes sociales para informar de lo ocurrido y no ha dejado a nadie indiferente, así declaraba que había sufrido acoso, vejaciones, mobbing e incluso violencia de género. Unas afirmaciones que no han pasado desapercibidas por la gravedad de las mismas y sobretodo, por la relevancia televisiva del programa.

Karmele Marchante advierte duramente

No obstante, la ex colaboradora del programa de Telecinco lo tiene claro, y a juzgar por sus advertencias, parece ir a por todas: "Nada ha prescrito", afirmaba, dando a entender que podría emprender acciones legales contra alguien relacionado con el programa o incluso la productora.

Anuncios

A pesar de todo, la ex colaboradora tuvo la oportunidad de despedirse en la revista Lecturas, donde explicaba los motivos de su marcha e incluso añadía que no la habían tratado bien en el espacio de Telecinco. Sin embargo, no quiso entrar en asuntos judiciales y tuvo que seguir como colaboradora más tiempo dada su delicada situación económica.

Estas duras declaraciones de #Karmele Marchante han llegado a raíz de una petición que le enviaba una seguidora a la ex colaboradora, donde solicitaba que escribiera un libro relatando todo lo sucedido en el espacio televisivo de Sálvame, algo a lo que la propia periodista no se ha negado a realizar en un futuro.

En definitiva, a juzgar por las graves declaraciones de Karmele, el miedo a perder su puesto de trabajo la llevó a permanecer aguantando tales faltas de respeto según su versión. Eso sí, tendrán que dilucidarse en los tribunales de Justicia a juzgar por la gravedad de los supuestos hechos.