Es la noticia de la semana, del mes y por qué no decir del año. Bueno, más bien del verano, y se trata de la mayoría de edad de #Andrea Janeiro Esteban. Con esta mayoría de edad se levanta el velo de las imágenes públicas en la que pueda aparecer sin estar pixelada. Y como todos sabemos eso ha traído consigo una hecatombe de ataques, insultos y humillaciones hacia la hija de Belén Esteban a la que probablemente no le habrán sentado nada bien y la muchacha se encuentre en unos días nada buenos y menos aún merecidos.

Los medios apoyan a Andreíta

Todos los medios se suman a condenar todo tipo de burlas mezquinas y miserables en las redes sociales de personas cobardes que se esconden detrás de un perfil, del mismo modo opinan presentadores del mundo televisivo como fueron Iker Jiménez, del que ya se habló anteriormente que le dedicó un mensaje a todos los que insultaban a la pobre Andrea Janeiro llamándolos miserables y aconsejándole a la chica que tenía que ser mucho mejor que ellos.

Anuncios
Anuncios

Y ahora lo que nos cabe destacar es un brutal artículo que se publicó ayer en el diario #El Mundo con la firma de Pedro Simón, una persona que habitualmente escribe en temas de sociedad y el periodista ha puesto pies en polvorosa con la introducción de su artículo para después terminar acribillando a todo aquel que se haya refugiado en el horrible anonimato de las cobardes redes sociales para insultar a una joven que por muy mayor de edad que sea todavía es una niña.

El artículo de Pedro Simón sobre Andrea Janeiro

Pedro Simón lo califica de gente acomplejada y frustrada, gente a la que no tiene ningún sentido decirle nada ya que no van a aprender, gente vulgar, vacía y que no tienen remedio ni salvación alguna. El inicio del artículo de Simón, más triste que cualquier otra cosa, se refiere a Carla, una niña que se suicidó a la edad de 14 años en el 2013.

Anuncios

Un equipo viajaba para hablar con su madre, vieron unas fotos de la niña y la mirada de una persona alegre, algo de lo que todos extrañaron y se preguntaron por los motivos que le habían llevado a la niña a tomar aquella terrible decisión. La madre de Carla puse encima de la mesa muchísimos folios con mensajes de odio hacia su hija en las redes sociales hasta uno en la celebración del día de su cumpleaños, cuando cumplió 14, recibió un mensaje en el que se le decía: "Feliz cumpleaños, bollera", algo que no se puede tolerar a estas alturas y en un país que lucha contra el acoso y el bullying es algo que ya directamente no se tendría ni que mencionar. Desde aquí toda la fuerza del mundo a Andrea Janeiro y esperamos que se haga justicia con este tema. #Andreíta