Las cosas en la vida, salvo momentos puntuales que no duran para siempre, no son como quisiéramos. Ni siquiera cuando parece que el vientos nos sopla de cara, como le viene sucediendo en los últimos años a la presentadora de #Telecinco, Carlota Corredera, dejan de aparecer contratiempos.

Eso es precisamente lo que le acaba de suceder a la conductora de "#Sálvame" y "Cámbiame", quien ha pasado de contar con un lugar de privilegio en Telecinco, siendo vista como un rostro que gusta a la audiencia y que explotar en los próximos años en distintos programas, a sufrir un pulso en toda regla.

Y es que Mediaset España ha anunciado a bombo y platillo el fichaje de su enemiga íntima número uno, a quien se lleva enfrentando públicamente desde hace bastante tiempo, la youtuber "Soy una pringada". Todo un "notición" del que ya se han venido haciendo eco varios medios de comunicación.

Anuncios
Anuncios

La autora de vídeos como "Carlota Corredera, gorda traicionera" en el que se ha despachado a gusto contra la gallega soltando todo tipo de calumnias contra su persona formará sorpresivamente parte de la misma empresa que la sustituta de Jorge Javier Vázquez en una de las nuevas apuestas de Cuatro para la próxima temporada.

Se trata del programa "Snacks" donde una serie de jóvenes fieles seguidores de los programas de la parrilla televisiva realizarán críticas sin cortarse ni un pelo sobre todo aquello que se les ponga por delante y, obviamente, en este repaso a la actualidad no podrán faltar espacios como "Cámbiame" o "Sálvame" y por tanto con la crítica de la youtuber a su peor enemiga.

Soy una pringada, nueva compañera de Carlota Corredera

Es precisamente ese momento el que están esperando muchos de los fans de Sálvame y, sobre todo, de los detractores de la calificada en distintos mentideros de la red de redes como "la niña mimada" de la Fábrica de la tele y de Telecinco, tras su meteórico ascenso mediático.

Anuncios

Desde que se anunciase este fichaje, la cruzada de la youtuber contra la presentadora se ha incrementado de manera exponencial, tal y como se puede ver en los últimos tweets que esta ha dedicado a su enemiga, a la que considera como la viva imagen de la discriminación que las personas de mucho peso viven cada día en los medios de comunicación y, por ende, también en la calle.

El lío está servido y no son pocos los que esperan el momento en el que "Soy una pringada" comente en antena alguna aparición de Corredera.