Anuncios
Anuncios

Uno de los personajes de los que no se deja de hablar constantemente es de Miguel, el novio de #Belén Esteban. Sin embargo, y gracias al especial protectorado que la princesa del pueblo ha pedido para él a sus compañeros y la cadena para la que trabaja, apenas se conoce nada de su vida, reduciéndose sus apariciones a las que mantiene con la de San Blas.

Miguel, el novio de Belén Esteban

Con 30 años, Miguel Marcos, que es como se llama el novio de la colaboradora de #Sálvame, trabaja como conductor de ambulancia. Un trabajo que le llevó a conocer a Belén Esteban durante uno de los problemas de azúcar de la rubia más televisiva de España y que no ha cambiado, a pesar de los ingresos de la que es su pareja.

Anuncios

De él se dice que es especialmente familiar. Todo su tiempo libre lo dedica a Belén, Andrea y su familia, estando muy ligado a sus padres y a sus hermanos, a quienes se comenta ha ayudado siempre Belén Esteban, dado que el origen de la familia "del Migue" es tan humilde como el de su chica. Además de su familia, también le encanta escuchar música y descubrir nuevos lugares. Una afición que ha descubierto de la mano de la que espera se convertirá en esposa suya y que le tiene fascinado. Es en todo esto en lo que ocupa el tiempo que no está al volante, donde nunca ha tenido problemas graves, al menos conocidos públicamente.

El episodio más oscuro de la vida de éste está relacionado con el affaire que le llevó a ser infiel a Belén estando juntos. Un desliz del que se arrepintió, profundamente, y que tiene claro no volverá a ocurrir después del tiempo que tuvo para reflexionar saliendo de casa de la Esteban para acabar volviendo tras ser perdonado, uniendo a la pareja más que nada lo había hecho hasta entonces.

Anuncios

La parte más oscura del pasado de Miguel

Dado que el amor entre ambos parece ya a prueba de bombas y el amor de Miguel por los niños y por su chica, todo parece ya listo para que pronto, tal y como ha comentado la princesa del pueblo, se convierta en padre por primera vez, ahora que Andreita está a punto de abandonar la casa para cursar sus estudios en el extranjero.

Algo que le hace casi la misma ilusión a él que a Belén, quien quiere hacer padre al hombre de su vida antes de sellar su amor eterno por el matrimonio, lo que podría anunciarse en los próximos meses y dejarse para 2018 o para 2019, según vayan los asuntos paternales. Sea como fuere, una vez que Toño se encuentra fuera de sus vidas, Miguel y Belén se erigen como una pareja feliz con muchos e ilusionantes planes de futuro. #BelényMiguel