Anuncios
Anuncios

El último episodio 98 de #Dragon Ball Super fue siniestro, ya que el universo [VIDEO] 9 fue eliminado de una forma horrible por los Zeno, luego de que estos perdieran su combate contra Goku y Vegeta. Después de la eliminación de este universo, su ángel, Mojito, desplegó una siniestra sonrisa, la cual nos hace dudar sobre la integridad de estos personajes. Además de Mojito, #daishinkan también pareció disfrutar de este siniestro momento, pero siendo más reservado que su hijo.

Los ángeles no serán eliminados

Desde los combates públicos, el sumo sacerdote dejó en claro que sus hijos, los ángeles, serían las únicas criaturas de los universos involucrados en no ser eliminados.

Anuncios

Tras esto, intentaremos explicar el motivo por el cual los ángeles no son eliminados junto a su universo.

Teoría 1: vínculo con Daishinkan

La primera teoría menciona un posible vínculo con su padre, Daishinkan, ya que se cree que este personaje creó a los ángeles en base a sus energías más puras en los comienzos de la creación de los 18 universos. Tras esto, los ángeles serían criaturas vivas creadas en base a energía pura del sumo sacerdote, por lo que, si desaparecen, este último perdería una gran parte de su poder, el cual depositó en el cuerpo de sus hijos.

Esta teoría sería algo similar a lo visto en la película "Harry Potter", en donde el villano (Voldemort) divide su alma en diferentes objetos de nombre Horrocrux. Esta técnica utilizada por el malvado mago consiste en dividir su alma con la finalidad de ser inmortal.

Anuncios

En este caso, Daishinkan estaría haciendo algo similar, con la única diferencia de que, en vez de dividir su alma, divide su poder en diferentes criaturas creadas en base a su misma energía.

Teoría 2: no pertenecen a ningún universo

La segunda teoría es más sencilla, pues menciona que, al no pertenecer a ningún universo, y, a su vez, al no haber nacido en ninguno de ellos, los ángeles no tienen por qué ser destruidos, pues su planeta de origen habita en un lugar desconocido, el cual no pertenece a ninguno de los 12 universos existentes. Por lo tanto, su eliminación sería injusta, pues ellos solo cumplen su trabajo en un universo y, por más que pasen millones de años en ellos, su lugar de origen es otro.

Esta última teoría sería bastante lógica, ya que al no pertenecer a ningún universo sería justo que no fueran eliminados. Por otra parte, los dioses de la destrucción y Kaioshins merecen serlo, ya que ellos nacieron en el universo que protegen. #Dragon Ball Super