El jueves se ha despertado cargadito de actualidad y entre ella, en este caso, han estado de por medio los animales con su mayor defensor en el centro de la polémica. Lo cierto es que ha tenido buena puntería y ha dado donde más le puede doler a cualquiera de los que trabajan en "#zapeando".

Frank Cuesta, crítico con "Zapeando"

Se trata de un famoso presentador que todos conocemos y que ahora mismo está viviendo en Tailandia con su familia: #Frank Cuesta. Sin embargo, por muy lejos que se encuentre de nuestro país sigue atento a todas las novedades que en él suceden y se ha quedado de piedra al ver la "cagada", como él la ha calificado, que ha hecho el programa presentado por Miki Nadal y Cristina Pedroche, "Zapeando".

Anuncios
Anuncios

Lo cierto es que Cuesta no se ha cortado ni un pelo al hacer un vídeo y subirlo a la red delante del teléfono donde ponía a Frank Blanco y su séquito de vuelta y media, ya que lo que ocurrió en un programa es que solicitaron a la audiencia que colgaran en la red social Twitter fotografías posando con un animal exótico que tuvieran o que encontrasen. Y, por lo visto, la audiencia se muere de ganas por salir en la pantalla y se lanzó con gran efusión a la tarea encomendada, cumpliendo la extraña y sobre todo excéntrica petición del cómico programa de #La Sexta, llegando a convertir el "hashtag" de ese día en "trending topic".

Frank Cuesta, molesto

Y es algo que a Frank Cuesta no le ha sentado nada bien, el polémico presentador conoce bien el tema y denunció esta torpe iniciativa, aprovechando para hacer una denuncia pública de la triste situación en la que se encuentran estos animales.

Anuncios

En el vídeo que mandó, comenzó diciendo que no le gustaba lo que estaba haciendo, pero que creía que todos teníamos una responsabilidad y que la suya era esa. Afirmaba que siempre había tenido cariño al programa Zapeando, pero que lo de hoy no había estado nada bien.

Denunció que esas fotos que habían mandado o que habían pedido no estaba nada bien y que al no haber demanda no había negocio, y que él llevaba muchos años luchando contra el tráfico y el abuso animal, y que al pedir fotos de esos animales que habían sido arrancado de su madre para que les cogieran miedo a los humanos desde pequeños y poder hacerse una foto con ellos era algo imperdonable.

Concluye su mensaje con que no hacía eso de mala fe y que era una advertencia para que el programa rectificara, ya que eran personas públicas y tenían un programa con un deber, y tenían que asegurarse de que estaban dando el mensaje correcto a la audiencia. Frank Cuesta afirmaba que al pedir una foto de un animal esclavizado estaban pidiendo una foto que para ellos es un segundo, pero que para un animal es toda una vida de sufrimiento y que cualquiera puede cometer errores, pero que hay que aprender y que su opinión era que Zapeando la había "cagado" de forma brutal.