El periodista Carlos #Herrera vuelve al foco de la polémica, sin embargo, esta vez no se trata de ningún comentario fuera de lugar. De hecho, se encuentra actualmente disfrutando de unas relajadas vacaciones, sin embargo, una información lanzada por el periódico "El Mundo" puede que empañe esa tranquilidad tan ansiada.

La Cope cae en picado tras los últimos datos

Se trata de una información relacionada con la audiencia de la emisora #cope para la que Herrera trabaja desde 2015 y ha sido revelada por el Estudio General de Medios, centrándose en el segundo trimestre anual los datos son demoledores. Herrera [VIDEO] ha perdido 153.000 oyentes y, en porcentaje, un 7'5% respecto del anterior trimestre, una considerable pérdida tratándose de una de las radios más importantes del panorama nacional.

Anuncios
Anuncios

La SER refuerza su cuota de oyentes

Mientras que el resto de cadenas consiguen mantenerse e incluso subir en los datos como la #Ser, que la ha aventajado considerablemente, la Cope está sufriendo sus mayores pérdidas de oyentes. Pero lo que parece aún más desolador es que a las emisoras que en un primer momento estaban por debajo de la Cope [VIDEO], han conseguido recortar la distancia que está había marcado.

Sin embargo, no sólo Herrera marca las pérdidas con "Herrera en la Cope", pues la emisora episcopal ha descendido considerablemente sus oyentes hasta quedarse en algo más de 2 millones y medio. Lo cierto es que ambos datos se corresponden aunque no todo el peso de audiencias recaiga en el locutor. En comparación con la SER, existe una gran brecha difícil de reponer teniendo en cuenta los últimos datos.

Anuncios

Por otro lado, llama la atención que la SER haya subido considerablemente tras los últimos trimestres de pérdidas, sobretodo en su matinal "Hoy por hoy" que sube en porcentajes alcanzando el 7%.

Eso sí, no todo es malo para el periodista ya que hace aproximadamente un mes recibía el premio periodístico Einsehower en Nueva York por su compromiso con la libertad de expresión. Un premio que también trajo polémica en las redes sociales como no podía ser de otra manera.

En definitiva, parece que la Cope no vive sus mejores momentos radiofónicos tras los datos que nos llegan desde el Estudio General de Medios que, sin duda alguna, ha castigado duramente a la emisora episcopal para dejar un resquicio esperanzador en la SER, que parece estar renaciendo después de las últimas cifras que se han filtrado.