Aunque no es habitual, de vez en cuando tienen lugar, muy especialmente en los espacios que se realizan en riguroso directo y con conexiones vía satélite, como es el caso de #Supervivientes 2017.

Si ustedes, lectores, que están en estos momentos leyendo estas líneas estuvieron también visionando el último debate de la presente edición del reality más duro de la televisión española sabrán de lo que les hablamos. En caso contrario, les detalles ahora qué es lo que realmente sucedió durante el último debate SV 2017 en el que fue imposible seguir el programa por momentos.

Todo arrancó durante la prueba de recompensa. La emisión se empezó a entrecortar y fue imposible seguir al completo y entendiendo qué sucedía y qué era lo que estábamos viendo, así como de qué trataba realmente el reto que los "robinsones" deberían superar para poder disfrutar de la jugosa recompensa habitual.

Anuncios
Anuncios

Después de que la realización viera lo que estaba pasando y que se trataba de un problema técnico de primera magnitud, el caos se multiplicaba a raíz de un efecto cascada que provocaba que las distintas televisiones que los asistentes al plató central de #Telecinco para seguir las evoluciones que tienen lugar en Honduras en vivo se fundieran a negro. En el plató, a diferencia de en casa, donde se veía a cortes, no se veía nada.

Momento que llevó a la dirección de este espacio a enviar la señal a publicidad con la intención de que a su vuelta todo estuviera ya solucionado. Allí se decidía reiniciar todos los procesos de realización, lo que suponía unos diez minutos sin poder recuperar la señal con Honduras, el caos se apoderaba de la emisión y los sudores fríos se multiplicaban entre los responsables del programa...

Anuncios

y también en los presentadores.

Telecinco busca responsables al caos del debate de SV 2017

Publicidad en cadena, anuncios repetidos, y sin que se viera que la señal del programa retornara. Todo eso en mitad de la prueba de recompensa para hacer aún más grande el caos que ya está investigando la cadena con el fin de esclarecer si hay alguna responsabilidad personal o todo se debe achacar a la técnica.

A la vuelta de los comerciales, se volvía a la Palapa sin retornar, como suele ser habitual, la conexión al plató para que desde allí dieran paso a Lara. Las imágenes habían vuelto, pero la mayoría de dispositivos encargados de la producción, como muchas de las cámaras, sólo podían emitir planos fijos que dificultaban el seguimiento del programa. En Mediaset se dice que pueden "rodar cabezas". El fallo fue grave.