Los contratos, si se firman, están para cumplirse. Así debe ser en cualquier orden y circunstancia de la vida y también cuando se decide a un programa de televisión, por muy extremo que sea este.

Algo que debió pensarse mejor una de las participantes de la presente edición de #Supervivientes como es Gloria Camila, a tenor de lo sucedido durante las últimas horas en la Palapa, donde esta, a sabiendas, decidía incumplir parte de la normativa que tuvo que leer y rubricar con su firma antes de viajar a Honduras.

Una situación a la que la hija de Ortega Cano y Rocío Jurado ha llegado después de asegurar que "no puede más" en el concurso después de haberse "quedado sola" tras la marcha de su pareja, Kiko, y de llegar al límite de sus fuerzas tanto físicas como psicológicas, haciendo de su paso por SV 2017 un auténtico infierno.

Anuncios
Anuncios

Es por eso que, saltándose toda la normativa al respecto, Gloria Camila haya pedido la nominación a sus compañeros y la expulsión a la audiencia, lo que en el manual que estos leyeron en su día y que siguen teniendo a su disposición bajo demanda en el Cayo, supone quebrantar lo firmado.

Algo que Sandra Barneda, presentadora del programa, ya le recordó tanto a la afectada por esta historia como a su gente, tomando el libro de normas y dejando claro que ningún "robinsón" puede ni pedir a sus compañeros que la nomine ni a la audiencia que la eche o hacerlo, eso sí, bajo penalización.

Una vez ya ha cursado tal petición al resto del grupo y echa la proclama a los tele espectadores del reality más duro de la televisión española, la hermana de Jorge Fernando deberá enfrentarse a una sanción que la dirección del programa ya estaría barajando y que podría dejar en nada aquella que tuvieron que afrontar en la Palapa de no comer nada que no fuera pescado con sus propias manos y que tuvo al límite de sus fuerzas a Laura Matamoros.

Anuncios

Gloria Camila, al borde del abandono en Supervivientes 2017

La única opción que esta tiene para "incumplir" las normas sin ser penalizada es decirse a sí misma cuando le enfoquen las cámaras que "ojalá me echen pronto, por favor", como también parece estar haciendo.

Tal es el nivel de desesperación que Gloria Ca ha alcanzado en la isla que si no sale nominada y no abandona por la vía rápida dentro de una semana, esta se planteará muy seriamente cargar con la multa y poner cuanto antes rumbo a España para retomar su ansiada vida después de más de dos meses al límite, tanto física, como psicológicamente. #GloriaCamila