Y por fin llegó el momento del reencuentro entre Edmundo 'Bigote' Arrocet y su novia, María Teresa Campos, tras el paso del cómico sudamericano por Supervivientes 2017.

Después de aguantar alrededor de un mes en Honduras luchando por seguir adelante en su sueño televisivo, Bigote era recibido la pasada semana en el plató por Jorge Javier Vázquez, a su regreso de Cayo Mayor, en una entrevista que dejó perplejos a muchos de los presentes y telespectadores del programa.

Siguiendo al pie de la letra el contrato, que impedía que informaran al actor sobre nada del exterior, para que no le afectara durante el tiempo que estuviera en la Palapa, el presentador estrella de Telecinco no hizo mención alguna, durante ningún momento de su charla con Arrocet sobre el estado de salud de su pareja.

Anuncios
Anuncios

Algo que no parece normal sabiendo que esta estuvo a punto de darnos un susto que, por suerte, no se produjo.

Era justo al final de esa emisión, cuando la familia de la veterana presentadora le comentaba al recién aterrizado, empezando porque "La Morita" se encontraba perfectamente y recuperándose cada día más rápido y mejor, de que había sufrido una isquemia cerebral, más conocida popularmente como un ictus, que la había tenido unos días ingresada y ahora mismo la tenía descansando en casa, y sin aparentes consecuencias.

Justo en ese mismo instante este no dudaba en pedir su teléfono personal para hablar con su chica y preguntarle sobre todo lo sucedido, siendo tranquilizado por una María Teresa, que está cada vez mejor y recuperándose de sus problemas de vista. Quedaban para verse en unas horas en el domicilio madrileño de esta.

Anuncios

Bigote "hubiera preferido saber antes" lo de María Teresa

Trasladado por el chófer de la familia, Gustavo, era este quien era el testigo de ese primer abrazo, primer beso y primeras palabras antes de que ambos se reunieran en la intimidad, en un momento tremendamente emotivo que les llevó a pasar horas en el domicilio de marras hasta que los dos, ya más relajados, pudieron departir sobre todo lo que les ha sucedido en esos prácticamente dos meses que han estado incomunicados y sin relación alguna.

Según se ha filtrado de ese encuentro, Edmundo se mostró contrariado en parte con María Teresa y sus hijas por no haberle contado antes lo que había sucedido, lo que sin embargo no le hizo enfadarse, limitándose a decir que se le había hecho "un nudo en el estómago al enterarse" para acabar espetando un "hubiera preferido saberlo antes". #MáriaTeresaCampos