Hacer un programa de televisión no es sencillo y hacerlo en directo es aún mucho más complicado. Si a esto le sumamos la necesidad de tener que armonizar, como si de una orquesta se tratase, dos equipos, uno en Honduras y otro en España, y que todo quede hilvanado como si fuese una función teatral, la complejidad aumenta exponencialmente.

Supervivientes 2017 y su equipo

Pues eso es lo que todos los días tiene que hacer el equipo de "#Supervivientes 2017" organizando el trabajo tanto para las emisiones en directo de los martes, los jueves y los domingos, como para tomar imágenes día y noche de lo que ocurre en Honduras, siendo el trabajo de estos últimos un auténtico desconocido para gran parte de la audiencia.

Anuncios
Anuncios

Allí, un equipo de cien personas, entre altos cargos, guionistas, cámaras, técnicos de sonido, personal médico, encargados de material, de transporte, entre otros, se tiene que movilizar cada día para que todo salga tan perfecto como se ve en televisión. Lo que por otro lado supone un gasto de primera magnitud para los productores de este espacio.

Los trabajadores de SV 2017 pasan el periodo de emisión en un hotel

A diferencia de lo que ocurre con los concursantes, que tienen que buscarse la vida para dormir en la isla, después de cada grabación o turno de trabajo así como en sus días libres, los trabajadores que hacen "SV 2017" se desplazan al hotel donde pasan los meses de grabación del programa. Algo más cercanos a la civilización gozan de todas las comodidades de un gran hotel situándose a alrededor de media hora en helicóptero de donde están los participantes, en una isla distinta a los "robinsones".

Anuncios

Un trayecto que Lara Álvarez debe hacer diariamente junto con todo el equipo de grabación. El recorrido por los aires es tan espectacular que la presentadora enviada al Caribe no ha dudado en subirlo a su blog contando lo privilegiada que se siente al poder disfrutarlo día a día. Las vistas hablan por sí solas.

El helicóptero de Lara Álvarez

Una vez en Cayo Mayor, todavía tienen que realizar un trayecto mucho más corto hasta llegar a la isla donde se encuentran los concursantes alejados de todo signo de civilización. Allí, el contacto con estos es nulo limitándose a dejarles el agua, el arroz y las bebidas isotónicas para que no les falten nutrientes, labor que realizan los denominados "inspectores".

El contacto físico solo se produce cuando son expulsados, piden ayuda médica o son separados en una pelea que parece que pueda ir a mayores, además de cuando los concursantes ven a Lara en el "plató" de la isla. Cuando todo acaba, todo el equipo vuelve al hotel. #laraalvarez #Telecinco