La vida de los famosos interesa y mucho. Así lo demuestran las cifras de audiencia que estos dejan a su paso por un plató de televisión y, en consecuencia, las sumas que reportan a las cadenas que consiguen hacerse con su puesta en escena por delante de la competencia.

Algo que saben bien en Mediaset España, la cadena del corazón estrella de la televisión patria y que el próximo sábado emitirá una nueva edición de los "Beletoñazos" con la Princesa del Pueblo como protagonista y que reportará, una vez más, una ingente cantidad de dinero a las arcas de la de San Blas.

Es por eso que hemos considerado un buen momento para hacer repaso de las entrevistas televisivas mejor pagadas nunca en la historia de prensa rosa española.

Anuncios
Anuncios

Vamos a ellas:

La más buscada, y sobre todo tras su implicación en el la Operación Malaya y su posterior ingreso en prisión ha sido Isabel Pantoja. El caché de esta por aparecer donde la busquen, tal y como aseguran nuestros compañeros de Cotilleo, se eleva hasta los 300.000 euros. Por menos se queda en casa.

Aunque son dos, el hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera y su novia Jessica Bueno se llevaron sumando lo recogido en televisión y en revistas, según las mismas fuentes, 850.000 euros tras tener su primer hijo juntos. Un bebé que resultó ser de lo más rentable.

Si ha habido una boda cara para las revistas del corazón, esa fue la de la pareja formada por Borja Thyssen y Blanca Cuesta, quienes habrían percibido nada más y nada menos que 1,5 millones de euros por dejar que se colasen en su intimidad en el día más importante de sus vidas.

Anuncios

Quien también supo, según la citada fuente, rentabilizar su matrimonio, en este caso con José Campos, fue Carmen Martínez-Bordiú quien podría haber sumado 1,2 millones desde que se conociesen hasta que se acabase su historia.

Las exclusivas mejor pagadas de la historia

Por la exclusiva de su boda parece que se llevó la pareja formada por Jesulín de Ubrique y María José Campanario la cifra mágica de un millón de euros. Una cantidad que les permitió empezar de la mejor forma posible su andadura como marido y mujer.

El hijo de Nati Abascal, Rafael Medina, decidió hacer lo propio el día de su boda dejando que los fotógrafos y los periodistas entrasen a hacer su trabajo a su intimidad a cambio de 850.000 euros. Una boda de lo más alegre para los novios. Sin duda alguna.

El medio millón de euros lo tocó Julio José Iglesias tras la exclusiva del anuncio de su boda con la bellísima rubia belga Charisse Verhaert. Cifra que en un par de años supera sobradamente #Belén Esteban, la reina del corazón en España. #Sálvame