No es la primera ni la última famosa, ni la primera ni la última colaboradora de #Sálvame que decide revelar públicamente que tiene problemas económicos muy serios. Hablamos de Chelo García Cortés.

La veterana periodista del corazón ha decidido dejar de guardarse la malísima situación económica por la que pasa, y contárselo a toda España a modo de liberación en una entrevista que ésta ha concedido a la revista Semana, donde su amiga Gema López era la encargada de exprimir, con todo el tacto del mundo, cada una de las revelaciones de su compañera.

En ésta, la periodista que estuvo a punto de ir a Supervivientes en busca de una aventura única y de algo de liquidez, confiesa haber "tocado fondo", mientras explica que tiene grandes deudas económicas que la tienen al límite y que, por ahora, no es capaz de hacer menguar, a pesar de estar trabajando.

Anuncios
Anuncios

Y es que, no sólo los problemas económicos acucian a Chelo, sino que también reconoce tener problemas a nivel laboral y a nivel personal, donde varias personas que consideraba cercanas parecen haber puesto tierra de por medio con ella, dejando aún más 'tocada' a la periodista.

En este sentido, ésta llega a comentar en páginas interiores que podrán hundirla y arruinarla, pero no podrán evitar "que deje de levantarme de la cama cada día", en clara alusión a una supuesta mano negra que ésta desliza estaría detrás de lo que parece ser un auténtico 'mal de ojo'.

Tras confesar que sus problemas financieros han llegado a "quitarle el sueño" ésta indica que el tamaño de lo adeudado es tremendo. Tanto que "ni vendiendo mi propia casa podría saldar lo que me reclama Hacienda". Algo que le ha llevado a tener que pedir a sus jefes, más y más trabajo, lo que para ésta es una especie de humillación que le provoca una verdadera "angustia" con la que tiene que lidiar cada nuevo día.

Anuncios

Chelo: "Ni vendiendo mi casa podría pagar lo que debo".

No obstante, Chelo, que reconoce que ha pasado de no pensar en el mañana a verse donde está, quizás por este motivo, no quiere culpar a nadie, responsabilizándose a ella sola de lo que le está pasando recordando que llegó a Mediaset en plan "estrellita" y comportándose como tal, arrepintiéndose ahora de su actitud durante muchos años con sus jefes y sus compañeros.

La vida fácil que ésta siempre había tenido, asegura, le ha creado una "inseguridad terrible" con la que también tiene que lidiar ahora. De momento, sólo le queda trabajar más y más para evitar que Hacienda le embargue. #Telecinco