En el programa #MYHYV, las citas 24 horas cobran una importancia mayor que el resto. La posibilidad de pasar juntos tanto tiempo y sin cámaras es una oportunidad única para conocer y dejarse conocer. En este caso, se convirtió en un regalo envenenado a sólo unos días de la final.

La cita entre Fabio y Bienve se truncó en el momento que las cámaras desaparecieron y comenzó una fuerte discusión. Lejos de llegar a un punto de acuerdo, la situación se descontroló y Fabio terminó dejando a Bienve con la palabra en la boca.

El motivo de la discusión.

Todo comenzó cuando el equipo de producción del programa se marcha para dejar intimidad a la pareja.

Anuncios
Anuncios

Bienve rompe a llorar intentando expresar sus sentimientos después de tantos meses pretendiendo a Fabio.

Según la versión de Bienve, Fabio se tomó a broma sus quejas y se cachondeaba sin tomar en serio sus argumentos. La tensión fue creciendo y el canario cambió de actitud.

Bienve se muestra muy dolida ante la actitud de un Fabio incapaz de afrontar una conversación con argumentos. Durante el diálogo, el tronista entró en cólera, cogió su bolsa de deporte y se marchó al gimnasio dejando con la palabra en la boca a Bienve.

Después de varias horas ejercitando el cuerpo, Fabio regresa a casa y se encuentra a su pretendienta llorando en el sofá. Se van juntos a la habitación y el tronista le pide a Bienve que apague la luz para tener la conversación. Parece que Fabio tiene miedo a enfrentar la situación y no es capaz de hablar cara a cara mirándose a los ojos.

Anuncios

El dolor de Bienve.

Bienve sólo quería expresar al canario su pesar. Ser pretendienta no es fácil. Bienve se ha implicado desde el primer programa en la conquista y ha expuesto sus sentimientos sin miedo y sin pudor.

En un arrebato durante la trifulca, Bienve le pide a Fabio un compromiso por su parte, que le asegurara que saldrían juntos de MYHYV. El tronista se muestra contrariado porque afirma que la joven se comporta de una manera en plató y de otra muy diferente cuando las cámaras se apagan.

Fabio no tolera que mientras intentaban razonar, Bienve no dejaba de mirar su móvil. Considera que no le daba la importancia que merecía al momento al distraerse con las redes sociales.

Al final, decidieron dormir y esperar al día siguiente para que se enfriaran las cosas. Al amanecer, Bienve se despertó, dio un beso a Fabio y se fue de la casa. Bienve se muestra decidida a abandonar el programa.

¿Hay vuelta atrás? ¿Conseguirán resolver sus diferencias antes de la final?