Sólo faltan tres semanas para que #Leo Messi y Antonella Roccuzzo se casen. Pues bien, Bárbara Díez, que además de organizar eventos de primer nivel es la mujer del Jefe de Gobierno en Buenos Aires, ha sido despedida por la pareja. La razón principal es clara: se ha disparado el presupuesto sin ninguna clase de justificación.

La pareja se dará el "sí, quiero" el próximo viernes 30 de junio en la localidad de Rosario (Argentina), ciudad donde nacieron ambos y donde se conocieron de niños. Y tan sólo 20 días antes de su boda han tenido que despedir a la persona que estaba organizando todo lo que tenía que ver con la ceremonia y con las ceremonias anteriores y posteriores.

Anuncios
Anuncios

El motivo ha sido económico: las cifras que se estaban gastando eran una auténtica locura, lo que ha provocado un enfrentamiento entre el padre del jugador y la persona encargada de controlar todos los gastos del jugador. El primer problema vino provocado por el número de invitados a la ceremonia: el padre del futbolista quería rebajar la cifra de los 600 invitados a los 250. Además se ha decidido cambiar el lugar de la fiesta: en un primer momento se hablaba del Hotel Puerto Norte de Rosario, aunque, al final, será en el Casino Center de la ciudad.

La "Wedding Planner" de la boda de Messi, molesta por su despido

Por lo que dicen fuentes cercanas a la organizadora, ésta se muestra furiosa por este desprecio a su trabajo. Además recuerda que ella se ocupó de organizar bodas de primer nivel y que ella se ocupó de organizar la boda más importante e influyente como ha sido la del actual Presidente de Argentina, Mauricio Macri y su esposa, la mediática Juliana Awanda.

Anuncios

Los nuevos organizadores serán Adrián Pavía y Lorena Farina, que sólo tendrán tres semanas para organizar la boda. El punto fuerte de la pareja es que trabajan desde la propia ciudad de Rosario, por lo que tienen muchos contactos en la ciudad.

Sin duda, una muy mala noticia para una pareja que lleva junta casi una década y ya tienen dos hijos en común. Por el momento no se sabe si asistirá Shakira como pareja de Gerard Piqué y el exentrenador del F.C Barcelona, Luis Enrique, no ha sido invitado a la ceremonia.

Sorprende que la razón sea meramente económica ya que Messi es uno de los mejores jugadores del mundo y tiene un sueldo de muchas cifras aunque de fondo estarían los problemas con la Hacienda española que le ha dejado un buen agujero en la cuenta corriente y parece que ahora le toca no hacer gastos tontos como buscaba su anterior organizadora. #Fútbol